imagePor Camilo Egaña.

(CNN Español) – Estaba tentado a dedicar esta letrica a ese pastor que ha celebrado la masacre de Orlando en su sermón. Pero luego me dije: de la morralla que se encargue la morralla.
Será más reconfortante para todos hablar de esa abuela de 86 años que le pide a Google favores y le da las gracias.

Su nieto descubrió, que la señora pidió al buscador que le convirtiera un número romano y le precisara el año de publicación de un libro y claro, convencida de que con buenas maneras se consigue casi todo en esta vida, escribió “por favor” antes de la petición y luego escribió “gracias”.

Su nieto enternecido lo ha contado en las redes sociales y la abuela ha recibido más de 35 mil likes, que en el mundillo digital es lo más parecido a un abrazo.

Google incluso agradeció la cortesía; en un mensaje la compañía le dice “Querida abuela de Ben, espero que se encuentre bien. En un mundo de billones de búsquedas, las suyas nos han arrancado una sonrisa.(…) Gracias”.

La señora admite que no sabe cómo funciona internet pero aseguró a la cadena estadounidense NBC que tiene claro algo: ‘’Si alguien trata de ayudarme, tengo que agradecérselo’’.

La abuela me ha recordado a mi suegra, que sigue siendo una de las personas más cálidas que he conocido. Un buen día la descubrimos al teléfono diciendo: “Por favor, dígame si usted es una máquina o una persona, que no tengo tiempo”.

Deja un comentario