LeBron James, de los Cavaliers de Cleveland, alza los brazos desde la parte posterior de un Rolls Royce, en el que desfiló por la ciudad para festejar la conquista del título de la NBA. Foto: AP

LeBron James, de los Cavaliers de Cleveland, alza los brazos desde la parte posterior de un Rolls Royce, en el que desfiló por la ciudad para festejar la conquista del título de la NBA. Foto: AP

CLEVELAND.- Vitoreados por una muchedumbre de fanáticos vestidos de vinotinto y dorado, LeBron James y los Cavaliers desfilan por las calles de Cleveland para festejar su título de la NBA.

La sequía de trofeos en Cleveland finalmente terminó después de más de medio siglo. Ahora empieza la fiesta.

Cientos de miles de seguidores, algunos instalados desde la noche del martes para estar lo más cerca posible del desfile, abarrotaron el centro de Cleveland como nunca antes se había visto para agasajar a LeBron, Kyrie Irving y el resto del equipo que hizo historia al remontar una desventaja de 3-1 para superar a los Warriors de Golden State en la final, y conseguir el primer título de la ciudad en cualquier deporte profesional en 52 años.

Este es el desfile por el que Cleveland esperó desde 1964, cuando los Browns se coronaron reyes de la NFL. Hubo algunos años pésimos, y otros en los que la ciudad estuvo cerca de la cima, antes que LeBron, oriundo del cercano pueblo de Akron, cumpliese su promesa de regalar un título a la ciudad.

Los fanáticos se ubicaron sobre techos, letrinas portátiles y se asomaron por las ventanas de edificios para echar un vistazo a LeBron, quien llegó la Arena Quicken Loans alrededor de las 11 a.m. debido a los retrasos por las multitudes.

El inicio del desfile se retrasó porque la gran cantidad de gente dificultó que las carrozas que cargan al equipo salgan del estadio. La policía hacía todo lo posible para despejar una de las principales arterias de la ciudad para que empiece la celebración.

Se dice que ninguna ciudad en Estados Unidos ha sufrido tanto con sus equipos deportivos. Los Cavaliers (NBA), Browns (NFL), Indios (MLB) y hasta los Barons, el extinto equipo de la NHL en la década de los 70, totalizaron 146 temporadas sin alcanzar una corona.

Cuando los Browns ganaron su último título no hubo una gran celebración. Después de todo, los fanáticos de Cleveland estaban acostumbrados, después de ganar siete coronas entre 1946-55.

Pero las vitrinas de la ciudad quedaron vacías desde entonces, y sus equipos perdieron varias finales, incluyendo la Serie Mundial de béisbol en 1997 y 1997, y la final de la NBA en 2007 y el año pasado.

Deja un comentario