Por Luis Alfredo Collado.-La comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales) pintó la Quinta Avenida con los colores del arcoíris. La “Pride Parade” empezó en la calle 36 y terminó en Stonewall Inn, el emblemático lugar donde comenzó en la década de los años 70, el movimiento por los derechos civiles para este colectivo, en la calle Christopher, del bajo Manhattan.

Antes de comenzar el desfile, el gobernador Andrew Cuomo, anunció que el Stonewall Inn, sería designado como un sitio histórico del Estado. También dijo que en Nueva York, se hará un monumento en honor a las víctimas del odio y la intolerancia, incluidos los 49 fallecidos en la masacre de Orlando en la Florida.

El desfile contó con un amplio despliegue de seguridad, entre las que se destacan unidades antiterroristas, perros entrenados para buscar explosivos y vigilancia en las azoteas de los edificios. Desde el aire, helicópteros sobrevolaron la ruta de la caminata. De igual forma oficiales uniformados custodiaban la multitud, mientras otros lo hacían vestidos de civil.

pride-4

Un grupo marchó vestido de blanco, portando las fotos de los 49 asesinados en la discoteca Pulse de Orlando, el pasado 12 de junio. El mensaje era luto y recordación a las víctimas.

En la “Pride Parade” (desfile del orgullo gay) participaron los principales funcionarios electos de la ciudad, el Estado y el Congreso Federal, además de instituciones como los departamentos de bomberos y policías, el Concejo Municipal y sindicatos. El contralor de la ciudad Scott Stringer, la defensora del pueblo Letitia James, Gale Brewer, presidenta del condado de Manhattan, los senadores Kirsten Gillibrand y Charles E Schumer, entre otros.

Casi al final de la parada el Gobernador Andrew Cuomo y el alcalde Bill de Blasio, quienes habian marchado separados se unieron a Hillary Clinton, la candidata demócrata a la presidencia de los Estados Unidos.

pride-2

Deja un comentario