Christy SheatsLa mujer fue abatida por la Policía tras negarse a bajar la pistola.

Una mujer ha sido abatida por la Policía este viernes tras matar a tiros a sus dos hijas en las afueras de la ciudad de Houston (Texas, EE.UU.), informa el diario ‘New York Daily News’. Christy Sheats, de 42 años, era una defensora de la segunda enmienda a la Constitución estadounidense que otorga a los ciudadanos el derecho a portar armas.

Según los testimonios de los vecinos de la familia, los hechos tuvieron lugar el día de cumpleaños del padre de las víctimas, con quien Christy Sheats se reunió tras su separación. En la casa empezó una disputa familiar que desembocó en una pelea a tiros en la calle.

Según un testigo, las jóvenes, Taylor, de 22 años, y Madison, de 17 años, intentaron huir junto con su padre pero la mujer disparó a su hija menor por la espalda. Ambas jóvenes murieron en el tiroteo y la Policía, que se personó en el lugar, abatió a la mujer, quien se negó a bajar la pistola. El padre, Jason Sheats, quien llamó a la Policía, no resultó herido, pero fue llevado al hospital en estado de ‘shock’.

El alguacil, Troy Nehls, afirmó que “fue una pelea familiar que se convirtió en un tiroteo” y declaró que la Policía sigue investigando el caso.

“Sería horriblemente trágico si mi habilidad de protegerme a mí o a mi familia me fuese quitada, pero eso es exactamente lo que están determinados a hacer los demócratas por prohibir armas cortas semiautomáticas”, menifestó Christy Sheats en su cuenta de Facebook en marzo. Entre otras publicaciones de la mujer abatida aparecen las fotos de sus hijas con comentarios cariñosos.

Después de la masacre de Orlando se ha intensificado en la sociedad estadounidense el debate sobre el endurecimiento de las leyes que regulan la venta de armas. El presidente del país, Barack Obama, apoya restringir la venta de armas, pero su propuesta no ha obtenido los votos mínimos necesarios en la sesión del Senado. Continúe leyendo

Deja un comentario