Imagen IlustrativaFlickr / AFPMB

Imagen IlustrativaFlickr / AFPMB

La iniciativa, puesta en marcha en una ciudad española, pretende recuperar el equilibrio biológico.

La llegada del verano y la subida de temperaturas suelen conllevar la llegada de los molestos mosquitos, sobre todo en las zonas de playa. Este es el caso de Gandía, una ciudad de 75.514 habitantes situada en la Comunidad Valenciana. En verano, se convierte en uno de los principales destinos turísticos españoles llegando a duplicar su población hasta los 160.000 habitantes.

Pues bien, este año, y como consecuencia de una iniciativa pionera, los turistas tendrán la suerte de poder disfrutar de la playa, las tapas y las cañas en las terrazas de la ciudad sin tener que soportar las continuas picaduras de estos insectos.

La pregunta clave… ¿Cómo conseguir acabar con las plagas de mosquitos?

La respuesta es mucho más simple de lo que todos podríamos pensar en un primer momento: instalando 15 cajas nido para murciélagos en zonas ajardinadas de la ciudad. Cada caja nido tiene la capacidad de acoger a 20 murciélagos, un tipo de mamífero que come, el 10 por ciento de su peso, en mosquitos.

Así lo han anunciado Xavier Ródenas, concejal de Gestión Responsable del Territorio, y Quino Bernabéu, gerente de la empresa CTL, contratada por el Ayuntamiento para el control de plagas e insectos, en una rueda de prensa conjunta en el consistorio.

El objetivo de esta iniciativa, sin embargo, no es mantener felices y contentos a los turistas que cada año deciden pasar sus vacaciones en Gandía, sino luchar contra las plagas e insectos para recuperar el equilibrio biológico.

Los insecticidas en la agricultura, el principal problema 

Esta primera fase ha sido puesta en marcha a raíz de un informe realizado por el Ayuntamiento de Gandía, en el que se pone de manifiesto la necesidad de recuperar aves como el vencejo, búho, cernícalo, murciélago y otras rapaces que se alimentan de insectos y roedores para recuperar el equilibrio natural que el uso de insecticidas en la agricultura ha ido eliminando poco a poco.

“Gandía es de las primeras ciudades a desarrollar la iniciativa y, si tiene buenos resultados, se ampliará a otros lugares”, afirmó Bernabeu.

Por su parte, Ródenas hizo un llamamiento a los habitantes en zonas rurales o con propiedades en el campo: “Para algunas especies que queremos recuperar hacen falta casas viejas o deshabitadas en zonas abandonadas o con cultivo ecológico. Nos está costando mucho encontrar voluntarios para instalar cajas-nido para recuperar pájaros prácticamente desaparecidos que, a su vez, hagan un control de mosquitos y otras plagas”.

Tomado de  RT en Español

Deja un comentario