Se trata de la mayor presencia en el país del insecto Ips calligraphus

Pinar en San José de las Matas (Foto de Monseñor Bretón Martínez via Facebook @www.facebook.com/Fabbret

Pinar en Los Ramones, San José de las Matas. (Foto: Monseñor Bretón via Facebook @www.facebook.com/Fabbret)

SANTO DOMINGO. Un grupo de expertos de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y el Ministerio de Medio Ambiente alertó ayer sobre la situación de peligro que actualmente atraviesan los bosques de pino del país, debido a una plaga que afecta la corteza de estos árboles.

Se trata de la mayor presencia del insecto Ips calligrapus o gorgojo de pino, desde que fue descubierto en el territorio nacional en 1967, de acuerdo con el encargado de Plagas del Ministerio de Medio Ambiente, Eli Martínez.

“Nunca como ahora el peligro había sido tan inminente, y eso está relacionado con el período de sequía”, explicaba Martínez, en referencia a la escasez de agua que desde 2013 ha afectado a la República Dominicana, tras disertar en un seminario sobre el tema en la Facultad de Ciencias Agronómicas y Veterinarias de la UASD.

Según los datos del Ministerio, la plaga ha alcanzado unas 2, 000 hectáreas agroforestales en zonas como Constanza, San José de las Matas, Monción y Jarabacoa.

Mientras el ingeniero forestal Eleuterio Martínez, catedrático de la UASD, reveló que ha sido la zona de San José y el Valle del Cibao “la más agredida” por el insecto, originario de Norteamérica.

El gorgojo habita en árboles muertos o cortados, pese a tener una mayor presencia en aquellos pinos afectados luego de prolongados períodos de sequía, como es el caso dominicano.

Martínez recordó que en el país anteriormente se habían registrado tres grandes presencias, ocurridas en los años 1978, 1983 y 1998.

El experto prevé que, además de la pérdida de bosques, entre las consecuencias que esta plaga pudiese acarrear están la erosión de los suelos, la afectación de las cuencas hidrográficas, así como perjudicar a las familias que dependen del corte de madera.

En la actualidad, el bosque de pino ocupa aproximadamente 6,600 kilómetros cuadrados de la parte este de la isla, lo que equivale a un 14% del territorio nacional, el cual está concentrado principalmente en la Cordillera Central, la Sierra de Bahoruco y en menor cantidad en la Sierra de Neyba.

Cortes exactos

El especialista alemán Paul Civielong, quien fue contratado por el Ministerio de Medio Ambiente para trabajar en un plan de acción contra la plaga del gorgojo del pino, recomendó realizar cortes inmediatos cuando se detecte espécimen infectado, debido a que el insecto necesita del floema localizado en la capa interior de la corteza de los árboles para poder alimentarse. El consultor aconsejó, además, el monitoreo con feromonas y la observación constante, ya que el insecto suele ocultarse. Llamó a evitar el uso de insecticidas, porque contaminarían los bosques.

(Diario Libre)

Deja un comentario