(CNN Español) – Quizás hayas cantado alguna vez esta canción en la iglesia. En español muchos la reconocen, pero para los estadounidenses el significado del ‘Glory, Glory, Hallelujah’ (o ‘Gloria, Gloria, Aleluya’) es aún mayor.

Más que una canción religiosa es un himno patriótico, que se entonó por primera vez en 1861, a siete meses del inicio de la Guerra Civil.

 La canción fue escrita por Julia Ward Howe en noviembre de 1861, luego de visitar un campamento del ejército estadounidense cerca de Washington junto a su esposo el Dr. Samuel Gridley Howe –miembro de la Comisión Sanitaria del presidente Lincoln– y el reverendo James Freeman Clarke.

Según cuenta la página CivilWar.org, la escritora y poeta estadounidense se levantó en la madrugada y los versos de la canción fueron “tomando forma en su cerebro”.

La ‘musa’ llegó justo la mañana después de la visita al campamento.

La melodía del llamado ‘Himno de la Batalla de la República’, fue inspirada por otra canción entonada por militares durante la Guerra Civil.

Se trata de ‘John Brown’s Body’, que cuenta la historia de un líder abolicionista que fue ahorcado durante la guerra.

En ese entonces, el Partido Republicano, durante la presidencia de Abraham Lincoln, abogaba por la abolición de la esclavitud, a diferencia de los demócratas, que eran proesclavistas.

Y fue precisamente durante esa época cuando el ahora conocido ‘Gloria, Gloria, Aleluya’ se cantó por primera vez.

Quizás Julia Ward Howe nunca se imaginó que 155 años más tarde su ‘himno’ patriótico iba a ser cantado por un coro de raza negra y menos durante el inicio de uno de los eventos más importante para los demócratas: la Convención Nacional.

El coro de la iglesia AME de Filadelfia fue el encargado de emocionar a los cientos de delegados, invitados, periodistas y otras miles de personas que veían la transmisión del primer día de la Convención Nacional Demócrata.


Esta es la letra del ‘Gloria, Gloria, Aleluya’ en español:

Mis ojos ya perciben la gran gloria del Señor,
cuando Él esté venciendo la maldad y el error.
Ya desnuda Su espada cual un rayo de furor;
avanza Su verdad.

¡Gloria, gloria, aleluya!
¡Gloria, gloria, aleluya!
¡Gloria, gloria, aleluya!
Avanza Su verdad.

He leído la palabra que enseña la verdad
que según el hombre siembre, eso mismo segará,
y Jesús a la serpiente la cabeza herirá,
y Dios avanzará.

¡Gloria, gloria, aleluya!
¡Gloria, gloria, aleluya!
¡Gloria, gloria, aleluya!
Avanza Su verdad.

Ha llamado a la carga y no retrocederá.
A los hombres que lo siguen Jesucristo probará.
¡Oh, sé presta, pues, mi alma a seguirle donde va!
Pues Dios avanza ya.

¡Gloria, gloria, aleluya!
¡Gloria, gloria, aleluya!
¡Gloria, gloria, aleluya!
Avanza Su verdad.

Fue allende de los mares que el Rey Jesús nació,
y con perfección sublime Él la luz a todos dio.
Sed valientes, pues, vosotros y luchad cual Él luchó.
Pues Dios avanza ya.

¡Gloria, gloria, aleluya!
¡Gloria, gloria, aleluya!
¡Gloria, gloria, aleluya!
Avanza Su verdad.

Deja un comentario