Álex Rodríguez  (AP Photo/Gene J. Puskar)

Álex Rodríguez (AP Photo/Gene J. Puskar)

Rodríguez y NY llegaron a un acuerdo y el viernes jugará su último partido con el club, que le debe 20 millones de dólares en 2017

Lo quiera o no, la carrera de Álex Rodríguez con el uniforme rayado de los Yanquis llegará a su fin esta semana próxima.

Uno de los peloteros más prolíficos y controversiales en la historia de las Grandes Ligas, el alicaído toletero planea tomar su último turno al bate con Nueva York el viernes, para luego asumir una función como asesor especial e instructor con el equipo hasta el año próximo.

A-Rod y el club hicieron el anuncio ayer previo a un partido en casa contra Cleveland. “Este es un día difícil. Amo este juego y amo a este equipo”, declaró el pelotero de raíces dominicanas, a menudo con un nudo en la garganta. “Y hoy estoy diciendo adiós”.

El bateador designado, de 41 años, promedia .204 esta temporada con nueve jonrones y 29 carreras impulsadas en 216 turnos al bate. Su pobre rendimiento al final lo relegó a la banca la mayor parte del mes anterior, por lo que sólo ha sido titular una vez y ha tenido siete presentaciones en el plato en 14 encuentros desde el 22 de julio. Ayer no aparecía en la novena inicial contra los Indios.

Rodríguez dijo que el acuerdo surgió tras una serie de conversaciones en los últimos días con Hal Steinbrenner, el presidente ejecutivo de los Yanquis.

“Las últimas cuatro semanas no fueron placenteras”, declaró el tres veces ganador del premio al Jugador Más Valioso sobre su limitado aporte al equipo. “Fue muy doloroso y humillante estar sentado en la banca. Ha sido embarazoso”.

“Todos queremos seguir jugando por siempre”, señaló. “Pero no funciona de esa manera”. Cuando los Yanquis (55-55), en el cuarto lugar de la división Este de la Liga Americana, cambiaron a los veteranos Aroldis Chapman, Andrew Miller, Carlos Beltrán e Iván Nova el lunes pasado, dejaron claro que se dirigían a rejuvenecer su roster.

Rodríguez, quien fue 14 veces elegido al Juego de Estrellas, tiene 696 cuadrangulares y se ubica detrás de Barry Bonds (762), Hank Aaron (755) y Babe Ruth (714) en la lista de líderes históricos.

Después del partido del viernes, A-Rod será puesto en libertad sin restricciones por el equipo y regresará a su casa en Florida. Dijo que piensa que sus funciones fuera del terreno empezarían en el campamento primaveral del próximo año en Tampa.

Rodríguez devenga un salario de 20 millones de dólares este año y le adeudan 20 millones más en 2017, la última campaña de su contrato por 10 años y 217 millones de dólares, que fue el más grande en la historia del béisbol cuando lo firmó. Obtendrá la cantidad completa.

Fuente: El Caribe / AP

Deja un comentario