La Mansión, San José de Las Matas (Foto. Osiris Rodríguez)

La Mansión, San José de Las Matas (Foto. Osiris Rodríguez)

Los hoteles cerrados Montaña en Jarabacoa, Nueva Suiza en Constanza, Naranjo de Higüey, todos en ruinas, y La Mansión en San José de las Matas que recién ha cerrado por quiebra de su arrendatario, debe el presidente Danilo Medina convocar una licitación para arrendarlos y en el mejor de las opciones, venderlos.

Por Ubi Rivas

Desde la década de los años 60, del siglo XX he insistido en que las reliquias de los hoteles del Estado se vendan al mejor postor en una ejecución de alguacil en funciones de vendutero público, a transnacionales vinculadas al turismo y la aviación comercial. He propuesto invitar a concursar a las multinacionales Holiday Inn, American Air Lines, Iberia, Lufthansa, Marriot, José Luis Hidalgo (Pepe), Gustavo Cisneros, y otras instancias vinculadas al turismo, y ningún Gobierno post-Trujillo ha producido esta providencia que devendría sustanciosa para el país.

Los hoteles cerrados Montaña en Jarabacoa, Nueva Suiza en Constanza, Naranjo de Higüey, todos en ruinas, y La Mansión en San José de las Matas que recién ha cerrado por quiebra de su arrendatario, debe el presidente Danilo Medina convocar una licitación para arrendarlos y en el mejor de las opciones, venderlos.
Los cerrados hoteles del Estado son elefantes muertos que solo con el concurso de las razones sociales señaladas y factible de añadir otras, pueden revertirse en centros dinámicos que fortalezcan las economías de Jarabacoa, Constanza, Higüey y SJM.
La sugerencia al presidente Medina y al histórico ministro de Turismo, Francisco Javier García, motiva sus transformaciones en entes económicos al leer el día cuatro de este mes la decisión del Gobierno de Cuba que dispuso arrendar el aeropuerto José Martí a dos firmas francesas, debido a que las autoridades cubanas no disponen de la capacidad de manejar el flujo considerable de turistas que se registra luego del deshielo de las relaciones con Estados Unidos.
Los aeropuertos dominicanos están arrendados a una empresa multinacional que también podría incluirse en el abanico de multinacionales para optar por arrendar los cerrados hoteles del Estado dominicano.
La sugerencia, por enésima vez en 40 años, está hecha.

 Tomado de Hoy Digital

Deja un comentario