David Ortiz en el estadio de los Yankee en su ultima temporada. (Foto: Charles Wenzelberg / nypost.com )

David Ortiz en el estadio de los Yankee en su ultima temporada. (Foto: Charles Wenzelberg / nypost.com )

Por Dionisio Soldevila / Hoy Digital

Si algo ha caracterizado a David Ortiz, el toletero de los Medias Rojas de Boston que anunció su retiro para finales de la temporada del 2016, es que a pesar de su condición de super estrella de las Grandes Ligas, nunca ha perdido su humildad ni su jovial forma de ser.

Un hombre sencillo, siempre con una gran sonrisa en el rostro y una amabilidad pocas veces vista en deportistas profesionales.

Así como se destaca con el bate y con el liderazgo con los Medias Rojas, así también lo hace fuera del terreno, y con la prensa. Así lo recuerda Vian Araujo, editor deportivo de Telesistema.

“La primera entrevista que hice a un pelotero de Grandes Ligas fue a David Ortiz, que para mi debe ser el atleta más accesible que hemos tenido los periodistas en los últimos tiempos”, dijo Araujo al Periódico Hoy.

Ortiz tiene 534 cuadrangulares en una carrera de 20 años en el béisbol de las Grandes Ligas y pasó de ser un jugador de medio tiempo con los Mellizos de Minnesota a inicios de la década del 2000 a ser el bateador designado más temible de todos los tiempos.

Con tres anillos de campeón, un título de cuadrangulares y dos premios al Jugador Más Valioso en postemporada, uno en la Serie de Campeonato del 2004 y otro en la Serie Mundial del 2013, Ortiz se encamina a ser un futuro miembro del Salón de la Fama de Cooperstown.

“David es el tipo que mejor entrevistas da, sin poses, sin tapujos, dice lo que cree y por eso también se ha ganado el corazón de los fanáticos y el respeto de los periodistas”, agregó Araujo.

Ortiz tiene 10 temporadas de más de 30 jonrones y 10 de 100 o más empujadas, además de 10 visitas al Juego de Estrellas. Tiene siete campañas con promedio por encima de .300 y 13 campañas de más de 30 dobles.

Pero lo que más se recordará de Ortiz es su incomparable forma de ser.
“El deja un legado de un atleta abierto, sin poses y sincero como el que más”, comentó Araujo.

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario