Una visitante toca un nombre grabado en el memorial del 11 de septiembre en honor a las víctimas de los ataques terroristas del 2001 en Nueva York, el jueves, 8 de septiembre del 2016. (AP Foto/Bebeto Matthews)

Una visitante toca un nombre grabado en el memorial del 11 de septiembre en honor a las víctimas de los ataques terroristas del 2001 en Nueva York, el jueves, 8 de septiembre del 2016. (AP Foto/Bebeto Matthews)

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el viernes una legislación que permitiría que las familias de víctimas de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en el país demanden al gobierno de Arabia Saudita por daños, pese a la amenaza de la Casa Blanca de vetar la medida.

En mayo, el Senado aprobó por unanimidad la “Ley de Justicia Contra los Patrocinadores del Terrorismo”, conocida como Jasta. La aprobación del proyecto de ley en la Cámara baja dos días antes del decimoquinto aniversario de los ataques en que murieron unas 3.000 personas fue celebrado con vítores y aplausos.

“No podemos seguir permitiendo que aquellos que hieren y matan a estadounidenses se escondan detrás de resquicios legales, negándole la justicia a las víctimas”, dijo el congresista republicano Bob Goodlatte, presidente de la Comisión Judicial de la Cámara de Representantes.

Quince de los 19 secuestradores que estrellaron aviones de pasajeros en Nueva York, en las afueras de Washington y en Pensilvania eran ciudadanos saudíes. El Gobierno de Arabia Saudita, que niega enérgicamente haber tenido responsabilidad en el hecho, ha cabildeado en contra del proyecto de ley.

Los que se oponen a la medida dijeron que podría deteriorar las relaciones con Arabia Saudita y llevar a la promulgación de leyes de represalia que permitirían que extranjeros demanden a estadounidenses por su supuesta participación en ataques.

El país conmemora

Por supuesto, militares, congresistas y funcionarios de Washington recordaron ayer con minutos de silencio los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Los empleados del Pentágono se reunieron en el patio central del gigantesco complejo del Departamento de Defensa para conmemorar a los 184 fallecidos en dicho lugar.

El subsecretario de Defensa, Bob Work, recordó el “coraje” y “espíritu de servicio” de los empleados de Defensa, que pese a perder a compañeros comenzaron inmediatamente a trabajar ante lo que rápidamente quedó claro que era el mayor ataque contra territorio estadounidense.

Al otro lado del río Potomac, en el Departamento de Justicia, la fiscal general, Loretta Lynch, lideró un minuto de silenció y luego inauguró una placa en honor a las víctimas.

“Este domingo se cumplirá el quince aniversario en el que nuestro mundo cambió para siempre. El 11 de septiembre de 2001 amaneció claro y brillante, pero pronto se vio turbado por el horror del ataque terrorista más mortífero jamás perpetrado en suelo estadounidense”, rememoró.

Fuente: Elcolombiano.com

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario