obama-onuDebemos rechazar cualquier forma de fundamentalismo, racismo y la creencia en una superioridad étnica, expresó en alusión a Donald Trump

En su último discurso en la ONU como presidente de Estados Unidos, Barack Obama lanzó críticas contra la construcción de muros —especialmente como el que Donald Trump pretende con México—, contra el fundamentalismo y el racismo.

Ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dijo que en plena globalización e interdependencia “una nación rodeada de muros será una nación prisionera de sí misma”.

Sin mencionar su nombre, pero en referencia al candidato del Partido Republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, Obama destacó la necesidad de rechazar cualquier forma de fundamentalismo y racismo “o la creencia en una superioridad étnica”.

El mandatario estadunidense insistió en que la construcción de una barda a lo largo de la frontera con México aislaría a su país de la comunidad internacional y no arrojaría grandes beneficios.

En su discurso reconoció que no cree que Estados Unidos pueda o deba imponer su modelo a otros países. “Hemos cometido errores.”

 

Al hacer un diagnóstico sobre los males que aquejan al mundo, Obama también criticó a Rusia por sus acciones contra Ucrania y en Siria.

 

OBAMA ATACA CON IRONÍA A TRUMP

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aprovechó ayer su último discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas para lanzar una indirecta no muy sutil contra Donald Trump, el candidato republicano que aspira a sucederlo en la Casa Blanca.

Obama dijo: “El mundo es muy chico para que nosotros simplemente construyamos un muro y evitemos que (el extremismo) afecte nuestras sociedades”.

El Presidente dijo que la construcción de un muro a lo largo de la frontera con México aislaría a EU de la comunidad internacional y no arrojaría grandes beneficios.

En el mundo actual globalizado e interdependiente, “una nación rodeada de muros será una nación prisionera de sí misma”, afirmó el mandatario en el que fue su último discurso ante la Asamblea General de la ONU.

CON TONO BURLÓN

Sin mencionar a Trump, Obama recurrió por un momento a la ironía para denunciar lo que considera políticas aislacionistas del millonario y candidato republicano a la Presidencia que propone la construcción de un muro para contener la inmigración ilegal y que apela a sentimientos nacionalistas prometiendo hacer que Estados Unidos “vuelva a ser un gran país” .

No podemos combatir enfermedades como el zika, que no reconoce fronteras –los mosquitos no respetan muros–, si no le damos la misma importancia que a la lucha contra el ébola”, expresó.

Debemos rechazar cualquier forma de fundamentalismo y racismo o la creencia en una superioridad étnica que hace a nuestras identidades tradicionales irreconciliables con la modernidad”, enfatizó Obama.

En su lugar, tenemos que abrazar la tolerancia que resulta del respeto a todos los seres humanos”, añadió.

Obama defendió la necesidad de desarrollar y potenciar “democracias verdaderas” en cada rincón del mundo, frente a los modelos autoritarios guiados por “hombres fuertes”, una reflexión con la que aludió indirectamente a Trump, pero también a líderes como el presidente ruso, Vladimir Putin.

El Presidente tampoco tuvo miramientos para criticar a Rusia al momento de dar su diagnóstico de los males que afectan al mundo. Las diferencias que Obama ha tenido con su homólogo ruso; por sus acciones en Ucrania, que han sido seguidas por desacuerdos sobre el futuro de Siria y una serie de intentos fallidos, por parte de Estados Unidos y Rusia, para resolver la guerra civil.

En su discurso Obama hizo una lista de las bondades de la integración, la cooperación y el libre comercio. Mencionó específicamente el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica entre Chile, México, Perú, Estados Unidos, Brunéi, Nueva Zelanda, Singapur, Australia, Canadá, Japón, Malasia y Vietnam.

Sostuvo que es importante “combatir los excesos del capitalismo, no para castigar la riqueza, sino para evitar la repetición de crisis que lo pueden destruir”.

 

BAN RETA A BARACK A UN JUEGO DE GOLF

Disfrutando de un esplendido almuerzo con salmón, ternera bañada en salsa de hongos y chocolate, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon recordó ayer a Barack Obama que muy pronto ambos estarán desempleados.

Señor Presidente, necesitamos encontrar algo que hacer”, dijo Ban a Obama.

“¡Te reto a un round de golf!, pero ¡por favor no me retes a jugar un partido de basquetbol!, bromeó Ban Ki-moon.

El jefe de la ONU fue el anfitrión de un almuerzo en Naciones Unidas para los presidentes y mandatarios de los 193 países miembro del organismo que asisten esta semana a la Asamblea General.

-AFP

 

LLAMAN A ACABAR CON ATROCIDADES  EN SIRIA

La Asamblea General de la ONU inició ayer sus debates de alto nivel con llamamientos para acabar las “atrocidades” de Siria y recuperar el valor de la diplomacia, a pesar de las más recientes tensiones entre Estados Unidos y Rusia.

De la treintena de personalidades que hablaron ayer en la ONU fue el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, el que presentó un panorama más crudo, sin los miramientos que suele utilizar, a meses de que abandone ese puesto.

Hoy en esta sala hay representantes de gobiernos que han ignorado, facilitado, financiado, participado o incluso planeado y ejecutado atrocidades infligidas por todas las partes del conflicto sirio contra civiles”, denunció Ban.

Al igual que Ban, pero en términos menos ácidos, Obama insistió en que no habrá una “victoria militar” que pueda resolver el conflicto sirio, por lo que se necesita “el duro trabajo de la diplomacia para acabar con la violencia”.

Pero Obama utilizó términos más duros contra Rusia, como parte del choque dialéctico que mantienen los dos países en los últimos días por acciones armadas en ese país que han aflorado una rivalidad que recuerda los tiempos de la Guerra Fría.

Estamos viendo cómo Rusia trata de recuperar su gloria perdida a través de la fuerza”, dijo Obama.

Si Rusia sigue interfiriendo en los asuntos de sus vecinos, (…) con el tiempo menguará su estatura (internacional) y hará menos seguras sus fronteras”, agregó.

El presidente francés, François Hollande, también pidió que quienes están interviniendo en Siria reafirmen su compromiso con la paz y eviten que la comunidad internacional vea esta etapa como una “vergüenza” por ser incapaz de parar la guerra en ese país.

  • EFE

 

PAPÁ BUSH QUIERE VOTAR POR HILLARY CLINTON 

El expresidente George H. W. Bush nunca tuvo simpatía por Donald Trump y tiene la intención de votar por la candidata demócrata Hillary Clinton en noviembre, según un miembro de otra célebre familia estadunidense, los Kennedy.

El Presidente me dijo que va a votar por Hillary!”, escribió en Facebook Kathleen Kennedy Townsend, de 65 años, exgobernadora adjunta del estado de Maryland (este) e hija mayor de Robert Kennedy, exsecretario de Justicia asesinado.

El sitio de internet Politico publicó una captura de pantalla de su página Facebook, en la que su comentario apareció sobre una foto donde ella estrecha la mano del expresidente (1989-1993).

El portavoz del expresidente, de 92 años, no confirmó ni desmintió la información.

Ningún miembro de la familia Bush expresó su apoyo al candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump.

BATALLA CERRADA

Siete semanas antes de los comicios, las primeras cifras de la votación anticipada para elegir Presidente muestran una fortaleza inicial de Hillary en Carolina del Norte, ofrecen buenas noticias a Donald Trump en otro estado reñido, Iowa, y registran una cantidad récord de papeletas solicitadas en Ohio.

Las primeras cifras de los votos previos a la elección, que fueron dadas a conocer ayer, son demasiado preliminares para servir como indicadores claros sobre el resultado de los comicios. Sin embargo, son de interés porque, a diferencia de encuestas, dan información sobre votantes que ya votaron o que están dando los primeros pasos para hacerlo.

 

CONSTRUYEN UN MURO ANTIINMIGRANTE EN CALAIS

La construcción de un muro para evitar que los migrantes accedan al puerto de Calais, en el norte de Francia, desde donde intentan pasar clandestinamente a Reino Unido, comenzó ayer.

El muro, que tendrá un kilómetro de largo y cuatro metros de altura, está cerca de la “Jungla” de Calais, un campamento donde viven en condiciones deplorables unos 10 mil migrantes.

El mismo prolongará las alambradas levantadas a mediados de 2015 para proteger el sitio de entrada al túnel del canal de La Mancha (39 kilómetros de alambrada), así como el puerto y la carretera (30 kilómetros).

La obra, financiada por Reino Unido, costará 2.7 millones de euros (3 millones de dólares).

Estará compuesto por paneles de hormigón ensamblados en una estructura metálica, por lo que podrá desmontarse en cualquier momento. Se recubrirá vegetalmente por el lado que dé a la carretera e incluirá un sistema de videovigilancia y de iluminación para detectar cualquier intento de escalarlo.

La utilidad del muro ha sido cuestionada a ambos lados del Canal de la Mancha.

“Esta es una pésima forma de gastar el dinero de los británicos (…) Para que fuera eficaz, entre comillas, tendría que continuar hasta Dunkerque, Lille, quizás hasta París”, criticó el vicepresidente de la asociación caritativa Albergue de los Migrantes, Francois Guennoc.

“Es dinero tirado a la basura”, estimó.

En Reino Unido, la diputada ecologista Caroline Lucas calificó el muro como “monstruoso”.

Agencias AP, EFE, DPA Y AFP

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario