Donald Trump y Hillary Clinton en el escenario de Hofstra University Credit Damon Winter/The New York Times

Donald Trump y Hillary Clinton en el escenario de Hofstra University Credit Damon Winter/The New York Times

El lunes Donald Trump demostró su impaciencia y poca experiencia política cuando Hillary Clinton lo presionó por sus denigrantes declaraciones sobre las mujeres y el presidente Barack Obama.

La confrontación que muchos esperaban el lunes en la noche durante el debate presidencial entre Donald Trump y Hillary Clinton no se hizo esperar.

Fue un encuentro en el que los candidatos se enfrentaron por temas como la guerra de Irak, las declaraciones de impuestos y el uso de un servidor privado de correos electrónicos. Trump demostró su impaciencia y poca experiencia política cuando Clinton lo presionó por sus denigrantes declaraciones sobre las mujeres y el presidente Barack Obama.

El republicano interrumpió constantemente a Clinton y a veces habló durante el tiempo que le correspondía a ella durante el largo debate de 90 minutos. Seguramente sus ataques le agradaron a su base republicana, pero pudieron haber sido desagradables para las mujeres y los votantes indecisos.

Aquí reunimos los momentos más candentes del intercambio entre los candidatos a la presidencia de Estados Unidos:

Discusión sobre raza

– Clinton usó dos veces la palabra “racista” para describir el comportamiento de Trump cuando señaló que en el pasado su empresa había sido demandada por negarse a alquilarle propiedades a inquilinos de raza negra.

– Clinton también reprendió duramente a Trump por apoyar la “mentira racista” de que el presidente Obama no nació en Estados Unidos.

– Trump lució confundido al defenderse por sus ataques a Obama, y en varios momentos criticó a Clinton por no presionar al actual presidente para que divulgara su certificado de nacimiento durante la campaña presidencial de 2008. “Ella falló cuando no consiguió el certificado de nacimiento”, dijo. “Cuando me involucré, no fallé”.

– Cuando se le preguntó si creía que los agentes de policía tenían un comportamiento sesgado en contra de los estadounidenses de raza negra, Clinton sugirió que todos eran susceptibles de tener ese sesgo. “Creo que, por desgracia, muchos de los ciudadanos de este país tienen ideas preconcebidas sobre los demás”.

– Trump dijo que Clinton “no quiere usar un par de palabras”, ley y orden, antes de defender su polémica estrategia de registros y cateos policiales. “Los afroamericanos e hispanos están viviendo un infierno”, dijo. “Te pueden disparar al caminar por las calles”.

Apariencia y resistencia

– Trump volvió a decir que la demócrata no “tiene la resistencia” necesaria para ocupar la presidencia. En respuesta, Clinton enumeró algunos aspectos importantes de su mandato como secretaria de Estado y agregó: “Él trata de cambiar lo que dijo de mi apariencia a la resistencia, pero este es un hombre que ha calificado a las mujeres como cerdos y perros”.

Irak, Estado Islámico y política internacional

– “Donald apoyó la invasión de Irak”, recordó Clinton. “Eso ha sido probado una y otra vez”. “Incorrecto”, la contradijo Trump, quien insistió en que se había opuesto a la guerra de Irak y calificó cualquier sugerencia de lo contrario como “un disparate de los medios de comunicación”. Lester Holt, el moderador, agregó: “La historia demuestra lo contrario”.

– La demócrata criticó a Trump por su historial de elogios hacia el presidente ruso Vladimir Putin de Rusia, lamentando que el republicano haya “invitado públicamente a Putin para que hackeara” las comunicaciones estadounidenses.

– Después Clinton sugirió que estaba preocupada porque Trump tuviera los códigos nucleares en su poder, a lo que Trump respondió: “Ese argumento es un poco gastado”.

– La demócrata también se burló del “plan secreto” de Trump para luchar contra el Estado islámico y dijo que no tenía una estrategia real. De igual manera trató de tranquilizar a los aliados estadounidenses garantizando que el país cumpliría con sus compromisos internacionales.

Impuestos y transparencia

– Trump elogió su propio temperamento y lo calificó como su mejor cualidad.

– Al ser presionado por su negativa a divulgar sus declaraciones de impuestos, Trump volvió a repetir que se enfrenta a “una auditoría de rutina” que le impide publicar esa información. Holt señaló que las autoridades tributarias estadounidenses habían declarado que podía divulgar todo lo que quisiera. Trump dijo que estaba dispuesto a publicar sus declaraciones de impuestos, si Clinton accedía a liberar sus correos electrónicos.

– La demócrata se preguntó si Trump “escondía algo”, antes de referirse a su decisión de usar un correo electrónico privado mientras fue secretaria de Estado. “He cometido un error al usar un correo electrónico privado”, dijo.

– Después de que Trump defendiera sus planes para reducir los impuestos de los ricos, Clinton bromeó al decir: “Tengo la sensación de que esta noche, voy a ser culpada por todo lo que ha pasado”. A lo que Trump respondió: “¿Por qué no?”.

Tomado del periódico The New York Times

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario