Técnicos que ayudarán a combatir el parásito que ataca bosques de pinos junto a personal de Medio Ambiente en el Centro de Validación y Transferencia Tecnológica del Plan Sierra, Los Montones San José de las Matas.

Medio Ambiente trae técnicos norteamericanos para ayudar a combatir parásito ataca bosques de pino

En La Celestina, San José de las Matas, recientemente una plaga forestal, popularmente conocida como “el barrenador”, afectó a cientos de pinos occidentales.

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales organizó un ciclo de actividades educativas y científicas durante la semana del 19 al 24 de este mes con la finalidad de identificar y eliminar dos parásitos de las especies escarabajo, (Ips calligraphus e Ips grandicollis) que atacan y matan los pinares en la República Dominicana.

Para lograr el éxito de las acciones, el Ministerio solicitó la colaboración del Servicio Forestal de Estados Unidos que envió a los técnicos en control de parásitos forestales (entomólogos) Ronald F. Billings y Kevin Carlin quienes tienen una vasta experiencia en labores de identificación, control y  eliminación de esos parásitos en Centroamérica, El Caribe y Filipina.

La institución ambiental explica que ambos científicos impartieron un taller en la comunidad Los Montones, municipio San José de las Matas, dirigido a técnicos del Ministerio, a productores agroforestales y  universidades, y realizaron visitas a fincas forestales ubicadas en el Cibao y el Sur del país. La actividad estuvo encabezada por el viceministro de Recursos Forestales, Manuel Serrano.

Los expertos estadounidenses explicaron que el éxito de esos escarabajos se explica en el hecho de que en apenas 30 días, después del desove de la hembra dentro de la corteza del pino, se convierten en adultos y vuelan hacia otro árbol para atacarlo perforándolo para hacer galerías en las que ponen los huevos.

Dijeron que el parásito prefiere árboles jóvenes y débiles por las sequías, incendios forestales o falta de manejo forestal.

El primer signo de ataque se manifiesta cuando presenta grumos rojos (tubos de resina) en la corteza del pino aparentemente sano o aserrín en la corteza del árbol cortado. En la primera fase el follaje se mantiene verde, luego adquiere un color amarillento y, finalmente, marrón y hasta rojo.

Cuando el árbol es atacado, lo primero que hace el parásito es construir las galería debajo de la corteza en un proceso que dura de cinco a diez días; lo segundo, en la que el pino presenta la copa amarillenta, ya está infectado por las crías y dura de 25 a 35 días y la tercera, cuando la copa está totalmente roja o marrón (ya la planta está muerta y es abandonada por la nueva camada ya adulta).

La capacidad destructiva de estos escarabajo es tal que en Honduras destruyeron medio millón de hectáreas (8 millones de tareas) árboles que, una vez infectados, solo queda una opción que es cortarlos, dijeron los expertos.

Agregaron que para eliminar el gorgojo hay que cortar los pinos infectados, quitarles la corteza tanto a la madera, antes de trasladarla para su aprovechamiento comercial, como al tronco que queda sembrado en tierra y rociarlo con el insecticida adecuado. También se debe aplicar el veneno a las plántulas nuevas para evitar que se propague la plaga.

Explicaron que este proceso o método de control sanitario tiene tres fases fundamentales que son: cortar y aprovechar la madera, descortezar la madera y el tronco dejado plantado para quemarlo o aplicarle insecticida o cortar, apilar y quemar la madera.

Los expertos también visitaron la sede central del Ministerio de Medio Ambiente, la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), el Museo de Historia Natural, el Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestal (IDIAF), la Escuela Ambiental de Jarabacoa, el Plan Sierra y proyectos forestales en Santiago Rodríguez.

Tomado de Ambiente.gob.do

Deja un comentario