La iglesia San José y la Cooperativa desde el hotel la mansión en San José de las Matas (Foto Crédito: Osiris Rodriguez/ @LosMatenses)

La iglesia San José y la Cooperativa desde el hotel la mansión en San José de las Matas (Foto Crédito: Osiris Rodríguez / @LosMatenses)

La mayoría de las veces pensamos que hacer un momento agradable con nuestros amigos o familiares requiere de grandes gastos, y en casi todos los casos no tomamos la iniciativa por esta razón. Existen las diversas formas de recrearnos, divertirnos y pasar el momento súper agradable.
En nuestro país podemos citar las playas, los ríos, las montañas etc… y si de montaña y río se habla no se puede quedar fuera esa tierra exuberante en vegetación de “San José de las Matas”, municipio perteneciente a la provincia de Santiago; se ubica en la ladera norte de la cordillera Central, en la parte sur de la provincia con una superficie de 1,505.9 km², es el municipio con mayor extensión territorial del país y de la provincia de Santiago, abarcando un 53% de la misma.
Se cuenta que el general Matías Ramón Mella reclutaba soldados en esta zona para el movimiento independentista.
Allí es donde se encuentra la primera Hidroeléctrica del país, construida en el 1940, además del Hotel La Mansión, lugar donde residía el dictador de esa época oscura a inicios de su régimen, este lugar dio también al acontecimiento del primer asesinato de la tiranía malvada donde fue vilmente sorprendido el doctor y poeta reconocido del municipio y del país Virgilio Martínez Reyna y su esposa embarazada.
Además de la naturaleza podemos citar personalidades destacadas y exitosas de este municipio como es el caso del fenecido Sr. Manuel Arsenio Ureña, quien nació en un campo llamado Guama y que dejó un legado empresarial basado en la honestidad y la perseverancia.
Ya refiriéndonos a la alegría y sana diversión, en la actualidad con la inauguración del circuito vial La Sierra, San José de las Matas goza de la entrada significativa de turistas, quienes vienen a comprobar lo exuberante y bello del lugar, y fundamentalmente a conocer el balneario “Aguas Calientes”. Es un territorio acogedor, de gente trabajadora, creyente y de buena fe, y tomarse unos días para visitarla hace muy bien para el cuerpo, la mente y el alma, pues los ríos traen consigo el sonido del cielo como si Dios estuviera tomando unas vacaciones también en aquel lugar, se siente la paz, la armonía, el contacto directo con la naturaleza y la grandeza de la creación.
Hacer una parada para probar el famoso panecico (este rico pan criollo que se elabora con yuca) es dejar prueba de tu estadía en SAJOMA, pasar por el parque del pueblo es sumamente satisfactoria por la agradable temperatura y la limpieza del pueblo.
Anímate a conocer un poco de este lugar y deja que tu mente y tu alma exploren una opción más para su tranquilidad y paz, Bendiciones para SAJOMA.

Escrito por Kedmay T. Klinger Balmaseda / tomado del periódico Hoy

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario