cieloPor Luis Alfredo Collado.-Cielo RD, llegó al consulado dominicano de Nueva York, el 19 de marzo del año pasado de la mano del ex cónsul Eduardo Selman, quien anunció que el complemento de ese servicio lo garantiza el Estado Dominicano, a través de la política social que está llevando a cabo el Presidente Danilo Medina.

En esa ocasión el seguro costaba US$30.00 dólares, pero en menos de un año lo aumentaron a US$50.00 dólares.

Por informaciones y comentarios sobre incumplimientos en los servicios, tardanzas y otros cuestionamientos, quisimos averiguar sobre la realidad del programa, pero no conseguimos las respuestas.

Hablamos vía telefónica con América Fermín, de asuntos de la comunidad y nos dijo que no podía ofrecer ninguna información sin el consentimiento del departamento prensa, luego contactamos al periodista Adalberto Domínguez y nos prometió que hablaría con Fermín. Finalmente llamamos a Xiomara Jiménez, la coordinadora del seguro, le dejamos un mensaje pero no lo respondió. Hasta el momento de esta publicación no hemos recibido la información deseada.

De otra fuente nos enteramos que se han inscrito 3,200 personas de las que cuatro han muerto y sus familiares no han podido reclamar los beneficios debido a que padecían enfermedades crónicas o catastróficas, lo que ha generado algunos conflictos según se ha sabido, además de una supuesta larga espera de tres meses para la entrega de los recursos que establece el seguro.

El caso es que Cielo RD, ha generado cierta duda fundamentada en que se ofrece demasiado por muy poco. Si el Estado y el consulado garantizan alguna parte del dinero, eso aún no está claro.

Con la salida de Selman, hay incertidumbre sobre ese servicio. A muchos les preocupa si el seguro para la repatriación de cadáveres continuará en la gestión del nuevo cónsul Carlos Castillo, o éste no asumirá responsabilidad alguna para involucrar al consulado con una entidad privada como es Seguros BBA, o General de Seguros, que siendo grupos privados hacen negocios dentro de esa sede del Gobierno Dominicano.

Algunas de las condiciones de Cielo RD, hacen pensar que ese seguro no es de mucha utilidad y puede que una buena parte de los afiliados no califiquen.

Aunque la póliza dice cobertura de muerte por cualquier causa 1,000 dólares y repatriación de restos a la República Dominicana 3,500 dólares. Están fuera de cobertura quienes tengan dolencias o enfermedades crónicas preexistentes, así como las consecuencias padecidas por el asegurado.

Muerte como causa directa por la ingestión de alcohol, psicotrópicos, alucinógenos, cualquier droga o sustancia de similares características y actos delictivos, también quedan fuera, sin importar que lo hayan pagado.

Resulta que nada de esto no se le explica a la persona que suscribe una póliza, y como muy pocos leen las letras pequeñas, es en éstas donde se puede estar escondiendo una gran estafa.

El portal de Cielo RD, no ofrece información adecuada, todo parece girar en torno a una “incógnita”. 

Quién está detrás de Cielo RD

La aseguradora responsable de Cielo RD, es la Panameña BBA y su satélite General de Seguros, en la República Dominicana, ambas propiedad del venezolano Leopoldo Castillo Bozo, acusado de fraude bancario y prófugo de la justicia desde el 2010, según indican publicaciones de ese país. Medios de Venezuela también dieron a conocer un documento donde supuestamente Estados Unidos le canceló la visa al banquero. Sobre sus alegadas acciones delictivas los “Papeles de Panamá” ofrecen mayores detalles.

En enero del 2015, el periodista César Medina, para esa fecha Embajador Dominicano en Panamá, publicó un artículo en defensa de Castillo Bozo bajo el título de ¿Inocentes por culpables?, en el que entre otras cosas dice; “Castillo reside permanentemente en el país y al frente de sus intereses aquí ha colocado a figuras de reconocida solvencia moral y económica”.

Se recuerda que dos meses después, Oscar, el hijo de César Medina, estuvo en el consulado dominicano durante el anuncio de la iniciativa de repatriación de cadáveres. En el evento Oscar Medina, no habló ni se le vinculó a los seguros, pero su presencia llamó la atención de la prensa y algunos curiosos.

Lo ideal sería que el consulado aclare su sociedad con Seguros BBA y ponga en claro sus responsabilidades y las del Estado, no vaya a ser que muchos afiliados estén pagando por un servicio que no van a recibir y esto le pueda generar consecuencias legales amargas y dolorosas.

 

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario