A Nobel Prize Medal in Stockholm, Sweden, December 8, 2007. (Kay Nietfeld—picture-alliance/dpa/AP Images)

A Nobel Prize Medal in Stockholm, Sweden, December 8, 2007. (Kay Nietfeld—picture-alliance/dpa/AP Images)

Pablo Clase hijo y Massiel Mercedes

Santo Domingo

Cuando de los sueños de un individuo brota una fuerza que nos eleva, y sentimos que con las acciones impulsadas por tales sueños se detienen conflictos, abusos, hostilidades y enfrentamientos, hemos de reconocer que en esa persona ya hay algo realizado de la paz que esperamos para la humanidad futura.

Un ejemplo reciente de esa clase de hombre es, sin duda, Juan Manuel Santos, presidente de Colombia.

Por eso el 7 de octubre fue reconocido con el Premio Nobel de la Paz 2016 por sus esfuerzos por acabar con el conflicto armado que lleva cinco decenios en aquella nación sudamericana.

Pero antes que Santos, cinco latinos habían ganado este prestigioso galardón, por distintos motivos que reflejan los grandes retos y dificultades en América Latina. Esta historia comenta acerca de los seis Nobel de la Paz latinoamericanos.

 El galardón

El Premio Nobel de la Paz recompensa a “la personalidad que más o que mejor haya contribuido a la fraternidad entre las naciones, la supresión o reducción de los ejércitos permanentes y la celebración y promoción de los congresos por la paz”. Así quedó consignado por expresa voluntad de Alfred Nobel. Además, el premio reconoce la lucha por la paz, los derechos humanos, la ayuda humanitaria y la libertad. Esta distinción puede ser compartida entre varias personas o instituciones, y es la única que, en lugar de concederse en Estocolmo, Suecia, se entrega en el Ayuntamiento de Oslo, capital de Noruega.

Incentivar la paz es, por supuesto, una tarea loable, sobre todo en un mundo en que los hombres construyen, según dijo Isaac Newton, demasiados muros y no suficientes puentes. Y es que la paz puramente humana difiere mucho de la paz divina. Esta última reina en los corazones del pueblo de Dios para conservar la armonía, silenciar el temor y asegurar la calma en tiempos de dificultad. “La paz os dejo, mi paz os doy –dijo Jesús-; yo no os la doy como el mundo la da”.

Premio

El Premio Nobel de la Paz recompensa a “la personalidad que más o que mejor haya contribuido a la fraternidad entre las naciones, la supresión o reducción de los ejércitos permanentes y la celebración y promoción de los congresos por la paz”.

CARLOS SAAVEDRA LAMAS

Político, diplomático y jurista argentino, recibió del Comité Noruego el Premio Nobel de la Paz 1936.

Es, así, el primer latinoamericano en obtener este galardón.

La recompensa le fue concedida por su papel brillante como mediador para finalizar la guerra del Chaco (1932- 1935), donde se había descubierto petróleo, que enfrentó a Paraguay y Bolivia.

Saavedra Lamas fue quien convocó a la Conferencia de Paz de Buenos Aires para detener el conflicto.

ALFONSO GARCÍA ROBLES

Diplomático mexicano, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz 1982, por su esfuerzo para que América Latina fuera una región libre de armas nucleares. Compartió este reconocimiento con la diplomática y escritora sueca Alva Reimer Myrdal.

La labor más destacada de García Robles fue la firma del Tratado de Tlatelolco (1967), que firmaron 14 países en México, y su participación en las Sesiones Especiales para el Desarme de la Asamblea General de la ONU en 1978 y 1982.

ADOLFO PÉREZ ESQUIVEL

Activista argentino y defensor de los derechos humanos, recibió el Premio Nobel de la Paz 1980 por su compromiso con la defensa de la democracia y los derechos humanos por medios no-violentos frente a las dictaduras militares. En su discurso de aceptación, afirmó que no asumía el galardón solo para sí mismo, sino “en nombre de los pueblos de América Latina, y de manera muy particular de mis hermanos los más pobres y pequeños”.

OSCAR ARIAS SÁNCHEZ

Abogado, economista, politólogo y empresario costarricense, fue presidente de Costa Rica en dos períodos. Obtuvo el Premio Nobel de la Paz 1987, por participar en los procesos de paz en los conflictos armados de América Central de los años ochenta; en especial, por su oposición al apoyo estadounidense en el conflicto nicaragu¨ense de los contras (contrarrevolucionarios que buscaban derrocar el gobierno de Nicaragua).

RIGOBERTA MENCHÚ

Líder indígena guatemalteca, miembro del grupo maya quiché, defensora de los derechos humanos y embajadora de buena voluntad de la Unesco, ganó el Premio Nobel de la Paz 1992 en reconocimiento a su lucha por la justicia social y reconciliación etnocultural basada en el respeto a los derechos de los indígenas. La fecha de entrega coincidió con el quinto centenario de la llegada de Colón a América, y con la declaración de 1993 como Año Internacional de los Pueblos Indios.

Al recibir el premio, reivindicó los derechos históricos negados a los pueblos indígenas.

JUAN MANUEL SANTOS

Político, periodista y economista colombiano, es el actual presidente de Colombia.

Poco tiempo después de asumir su mandato, inició acercamientos a las FARC (guerrilleros de Colombia), con el fin de terminar la confrontación más importante del conflicto armado interno colombiano. A continuación, Santos empezó a negociar con la oposición posibles cambios al acuerdo de paz con las FARC. Esta iniciativa de concertación le valió el Premio Nobel de la Paz 2016. Es el último latinoamericano que ha recibido este honor. Entre las razones que expresó el Comité Noruego para la concesión están: “Sus decididos esfuerzos para acabar con los más de 50 años de guerra civil en el país”.

Fuente: Listindiario.com

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario