chino

Por Luis Alfredo Collado.-Pronto se cumplirán dos años de la inauguración de la empacadora de frutas y vegetales de Botoncillo y hasta el momento los serranos residentes en Nueva York, no se han comido el primer tomate de “marca matera”.

Todavía hace eco en la memoria de mucha gente cuando Estanislao Espinal (El Chino) dijo delante del Presidente Danilo Medina, “Los que están aquí, los agricultores, siembren no tengan miedo que ya tienen un mercado”.

De lo que allí ha pasado nadie se ha enterado. Lo único que sabe es que no ha funcionado.

La empacadora prometía tener un mercado seguro en La Gran Manzana, solo en los supermercados cuyos dueños son de La Sierra, pero que va. Todo fue ficción y fantasía.

Potencias agrícolas como Moca, Licey y Barahona con sus plátanos, no han podido conquistar este mercado, mucho menos lo podrán hacer productores de nuestra área donde no existe una cultura para la exportación y hasta el cilantro que se consume en las cocinas serranas, lo tienen que llevar de otros lugares.  De toda forma seguimos esperando el primer tomate.

Parece que cuando La Sierra, fue literalmente cobijada de papeletas desde Monción hasta Juncalito, algunas cosas no se amarraron bien y hoy se ven como remanentes de un tigueraje que corta más que las navajas.

Vimos cómo se ensamblaron al vapor, organizaciones que se formaron para recibir los millones de Danilo, que estaba en aprestos reeleccionistas, mientras otras resucitaron y despertaron con cerones de billetes. Era la época de las vacas gordas, nunca antes ningún gobierno había soltado tanto dinero en nuestras lomas.

El pastel se lo comieron los casaberos, ganaderos, cafeteros y agricultores, que son empresarios. Para los jornaleros no hubo ni un centavo. Después de esa bonanza, algo habrá pasado que el ministro Gustavo Montalvo, se espantó de San José de las Matas, donde incluso hasta casi no se menciona. En su momento fue una celebridad con cierta dimensión de héroe.

Digiprove sealThis article has been Digiproved

One Comment

  1. Para lo único q ha servido es para dañar la energía eléctrica. Porque lo q no se dice es q por hacer esos trabajos hay un alto voltaje en el pueblo q daña los equipos electrónicos es decir dañaron el transformador de la sub estación eléctrica por la mala conexión q hicieron. El transformador tiene un costo de 40 millones de pesos…. Y es el encargado de regular el voltaje…..

Deja un comentario