José Fernández, pitcher los Marlins de Miami (Getty Images)

José Fernández, pitcher los Marlins de Miami (Getty Images)

Por Yancen Pujols.

Cada vez que un ser humano lleno de juventud pierde la vida, el dolor se convierte en una sombra que ni el implacable paso de los años logra eliminar.

Se disipa, claro, pero basta con recordar a la persona fallecida para que los motores del sufrimiento se enciendan.

Las noticias recientes sobre el caso de José Fernández, exlanzador de los Marlins de Miami, quien murió en un accidente de bote el pasado 25 de septiembre, para nada borran que fue una desgracia. Es lamentable que tanto talento se haya ido por el despeñadero.

La información que da cuenta sobre lo que Fernández y sus acompañantes habían consumido horas antes de perder la vida tampoco elimina la clase de persona que, según testimonios, fue.

Es una línea muy fina. Bajo ningún concepto se puede condonar el uso de sustancias prohibidas ni el exceso de alcohol. Ni hablar de que le tocaba estar en el estadio ese domingo temprano. Aunque no le correspondía lanzar, en Grandes Ligas hay que estar a la hora indicada porque se trata de un compromiso colectivo con reglas claras.

En el otro cuadrante, el momento negativo que viven las familias de los involucrados en el penoso suceso es mejor ni imaginarlo.

Prefiero decir “Dios líbranos”.

Fernández ahora pertenece a la historia, un triste recuerdo de lo que pudo haber sido una gran carrera, pero el capítulo final terminó en una lápida.

Todos cometemos errores. Nadie en la vida es inmune a ellos. De hecho, la experiencia es lo que se ha vivido. No por menos del sufrimiento a la felicidad, y viceversa, hay una distancia bien corta.

Los que una vez tuvimos 24 años sabemos que a esa edad se pifia con facilidad. Solo queda predicar, sin desmayo, que juventud, fama y dinero son una combinación fatal.
Ojalá llegue el mensaje y no se pierdan más vidas.

Apunte esto

En las manos de Jake Arrieta están las esperanzas de millones de seguidores de los Cachorros… Lo mismo con Josh Tomlin para los Indios… La tropa de Joe Maddon debe golpear primero… Ese relevo de Cleveland no relaja… Russell Westbrook está imparable con OKC.

Fuente: El Caribe

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario