Tambora, güira y acordeón en una odisea del espacio. Día Nacional del … Yoryi Morel, Fiesta Campesina, 1959. (Nótese la posición del tambor).

Tambora, güira y acordeón en una odisea del espacio. Día Nacional del …
Yoryi Morel, Fiesta Campesina, 1959. (Nótese la posición del tambor).

El Día Nacional del Merengue fue institucionalizado mediante decreto 619-05, del 11 de noviembre de 2005.

Cuando se habla de la República Dominicana es casi imposible no pensar en el merengue, un ritmo que ha identificado a la nación desde hace 162 años. Según registros históricos, fue el 26 de noviembre de 1854 que se publicó por primera vez la palabra “merengue” en el periódico Oasis, fundado ese mismo año por Manuel de Jesús Galván.

Esto marcó el nacimiento de un ritmo que identificaría la nación.

“El merengue nació en el momento en que se necesitaba hacer patria, en el momento en el que se luchaba para lograr y mantener la independencia. Juan Bautista Alfonseca era el director de las bandas de música de Santo Domingo Oriental y tocó algo para nuestras tropas, a lo que se le llamó merengue. A partir de ahí el merengue se quedó como ADN de los dominicanos”, narró el merenguero Johnny Ventura. “Alfonseca se fue a los campos y en ocasiones fue acusado de vulgar, de ser un género soez por sus movimiento y sus letras, cosas que tuvo que superar para llegar a ser lo que es, la música más representativa del país y la que nos identifica”, agregó el artista de 76 años, historia que dijo plasmó en el libro “Merengue visto por mí”, el cual publicará en enero del próximo año. Luego, según cuenta Sergio Vargas, el ritmo fue impuesto “a la fuerza” por Trujillo.

“La campaña que lo llevó a la presidencia de la República, en el 1930, él la hizo con merengue; en un momento que la música que se bailaba en los salones era la música de cuerda o cualquier otra música que no fuera merengue, solamente. Y los campesinos de monte adentro, del campo muy profundo, eran quienes bailaban merengue. Más tarde, cuando Trujillo gobernaba, se impone el merengue. En los años 40 ya habían orquestas, y todas para satisfacer las apetencias del tirano, seguía siendo un ritmo que se bailaba a la fuerza, porque era el ritmo que le gustaba al jefe”. Sin embargo, no se puede escribir la historia del ritmo de la güira y la tambora sin mencionar a quien es considerado el Rey del Merengue, Joseíto Mateo, que era uno de los principales cantantes que amenizaban fiestas para el entonces presidente del Estado dominicano.

Sergio destacó que hasta la muerte del tirano, el ritmo bailable era la música privada de la época y luego del ajusticiamiento empezó a formar parte del sentimiento del pueblo, lo cual se vio influenciado, además, por la llegada de Johnny Ventura y su Combo Show, el cual es otro aspecto que marcó la historia del merengue.

A la llegada del Caballo Mayor, en 1956, habían merengueros como Vinicio Franco, Frank Cruz, los cantantes de las orquestas de La Voz Dominicana, el Trío Reynoso, Isidoro Flores, las Hermanitas Cruz y Elenita Santos, que eventualmente cantaba salve, según recordó el intérprete de “La agarradera”. Estos tenían que lidiar con el hecho de que las emisoras que existían solo ponían las canciones media hora, temprano en la mañana, y media hora al atardecer, hasta que se suma Antonio Morel con su orquesta y consiguen el apoyo de la radio. “Cuando empezamos a grabar como combo, trajimos una inyección un poco diferente, un poquito más dinámico, la forma de bailar la abrimos hacia el espectáculo y eso atrajo a la juventud del momento, que empezó a incursionar no solo como espectadores, sino como artistas, hasta que se convirtió en todo lo que vimos después”, dijo a elCaribe.

Otro aspecto que ha sido fundamental en el merengue son las agrupaciones, orquestas o combos, los cuales se convirtieron en la base de donde emergieron muchos talentos. Por ejemplo, El Combo Show de Johnny Ventura integró a Luisito Martí, Fausto Rey, Anthony Ríos, Michel El Buenón, Luis Sánchez, Ricardo López El Gago, Vinicio Franco, Orlando Peña, Grecia Aquino, entre otros.

Aunque ya había agrupaciones y artistas establecidos, para esa época se hablaba de la desaparición del merengue, y no fue la única vez en su historia.

Con el paso del tiempo fueron surgiendo nuevas orquestas e intérpretes y el género fue dominado en un momento, en su totalidad, por los hombres, hasta que en el año 1975 se crea en las calles de Nueva York “Milly, Jocelyn y Los Vecinos”. Para aquel entonces, explicó la cantante de “Vive”, solo estaban Casandra Damirón y Elenita Santos. “El primer disco que grabamos fue a finales del 1975 y cuando visitamos República Dominicana impactamos como agrupación, porque era una orquesta con mujeres al frente, que no habían al momento”, recordó la cantante radicada en Estados Unidos.
La Reina del Merengue, como es denominada, explicó que cuando surgieron agrupaciones como The New York Band, Los Hermanos Rosario, la propia incursión de Olga Tañón (de Puerto Rico) en el género, sintió la presión de tener que incluir coreografías, lo cual formaba parte de los atractivos de los nuevos frentes.

No fue hasta 1980 que el merengue llegó a su época dorada en la que comienzan a destacarse con mucha fuerza artistas como Fernando Villalona, Alex Bueno, Sergio Vargas, Eddy Herrera, Rubby Pérez, Jossie Esteban, Bonnie Cepada, Wilfrido Vargas, Juan Luis Guerra y muchos otros que aún se mantienen en el mercado. Según Sergio Vargas, para esa época los nombres genéricos fueron decayendo poco a poco y la gente comenzó a sentar figuras con sus propios nombres, porque se fue desarrollando el liderazgo de diferentes cantantes. Sergio Vargas e Irisneyda (de The New York Band) emergieron del Festival de La Voz que realizaban Rafael Solano y Yaqui Núñez del Risco en 1982 en El Show del Mediodía.

De orquestas también salieron Miriam Cruz (Las Chicas del Can), Eddy Herrera y Rubby Pérez (Los Beduinos de Wilfrido Vargas), Kinito Méndez y José Peña Suazo (La Coco Band), Bonny Cepeda, Tito Kenton, Raulín Rosendo y Fernando Villalona (Los hijos del Rey), Cherito (The New York Band), Toño Rosario (Los Hermanos Rosario), entre muchos otros. “Ya las orquestas no paren artistas. Ahora es muy costoso hacer una”, justificó Milly Quezada. El merengue, al igual que géneros tropicales como la salsa y la bachata, tuvo su época de adaptación de canciones, que para esos momentos se les llamaba “fusilamientos”. “El ambiente del merengue de los 80 era de amor y desamor, romántico. Se hacían muchos fusilamientos y estaban de moda los arreglos de Manuel Tejada y Ramón Orlando”, explicó Kinito Méndez. “Yo empecé con la Coco Band (comandado por Pochy Familia) con esos merengues populares refraneros, la gente lo asimiló, cogimos la generación del 90 para nosotros”.

En esta época se estilaba adaptar canciones, entre las que se incluyen “La quiero a morir” y “La perla negra” de Sergio; “Querida” y “La radio” de Alex Bueno y “Esa cobardía” de Carlos David, entre muchos otros que se hicieron populares. Por lo que la llegada de Pochy Familia y su Coco Band marcó otro capítulo importante en esta historia con temas cargados de jocosidad y una nueva vertiente que fue denominada merengue de calle.

El último gran éxito que los críticos musicales registran en el merengue es “Perro ajeno” (2005), autoría de Ramón Orlando e interpretado por Rubby Pérez.

Pese a que actualmente se habla de crisis, desaparición del género y pocos relevos, tanto Milly Quezada como Johnny Ventura, Sergio Vargas y Kinito Méndez coinciden en que la digitalización ha desplazado las disqueras, que eran quienes mayor apadrinamiento le daban al género y esto ha elevado los costos de producción llevando a la disminución en la difusión del mismo. Sin embargo, “el merengue es la mejor música que ha parido la tierra, la más alegre que hay en el mundo, la mejor identidad que tiene el dominicano donde quiera que va, y lo mejor que se ha podido inventar como género para bailar”, apuntó Pochy Familia.

Programa especial para celebrar aniversario

Para celebrar el Día Nacional del Merengue, Telefuturo, Canal 23, transmitirá un especial desde las 8:00 a.m. de la mañana, con conciertos y biografías de los más destacados merengueros de todos los tiempos. Se estarán presentando Bonny Cepeda, Aníbal Bravo, Conjunto Quisqueya, Milly Quezada, Sergio Vargas, Pochy Familia, Víctor Roque, Héctor Acosta y Los Hermanos Rosario, entre otros. Para finalizar, Fausto Polanco presentará un especial con diferentes invitados.

Fuente: El Caribe

 

Deja un comentario