Mediante el robo de contraseñas y la suplantación de identidad en perfiles en línea, dos grupos de piratas informáticos cercanos al gobierno ruso sabotearon la campaña electoral de la demócrata Hillary Clinton, informaron el pasado martes agencias de inteligencia de Estados Unidos a la agencia de noticias AP.

El FBI y el Departamento de Seguridad Nacional detallaron en un informe el modus operandi, las herramientas y la infraestructura usada por los rusos para atacar a diferentes organismos de Estados Unidos y beneficiar las aspiraciones presidenciales de Donald Trump que contra todo pronóstico se aseguró un lugar en la Casa Blanca.

Con este documento, según AP, EU respalda las represalias anunciadas el pasado jueves contra Rusia: sanciones económicas contra organismos de espionaje, individuos y empresas de seguridad informática y además la expulsión de 35 diplomáticos rusos del país.

En ese sentido, autoridades revelaron que el primer grupo de piratas informáticos, conocido como “la amenaza avanzada y persistente 29”, atacó a diferentes instituciones estadounidenses durante el verano de 2015 y el segundo, bautizado como “la amenaza avanzada y persistente 28”, llevó a cabo su ofensiva durante la primavera de 2016.

Y entre las técnicas usadas por los piratas informáticos destaca la suplantación de identidades en perfiles en línea de manera que los hackers conseguían que las víctimas confiaran en ellos y les revelaran datos e información confidencial. Además, los piratas informáticos consiguieron robar contraseñas, hacerse con el control de los ordenadores de las víctimas de manera remota e instalar malware en sus computadoras.

Por su parte, Vladimir Putin, mandatario ruso, desestimó los hallazgos de EU y reiteró que los supuestos sabotajes “si es que existen” no fueron perpetrados desde su país ni por su gente. De acuerdo con Putin, no tenía ningún interés especial en las elecciones del país norteamericano, pero la exsecretaria de Estado declaró hace unas semanas que todo esto fue producto de una venganza personal motivada por las malas relaciones que ambos sostienen desde hace años.

En tanto, Rusia no va a expulsar a los diplomáticos de EU en respuesta a las sanciones anunciadas por la Casa Blanca: “Moscú no va a rebajarse al nivel de diplomacia irresponsable”, afirmó Putin que incluso invitó “a todos los hijos de los diplomáticos norteamericanos acreditados en Rusia” a visitar “el árbol de Navidad en el Kremlin”.

(Fuente: Etcétera / con información de AP)

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario