Rafael De Mesa

EXPRESION LIBRE
Editorial 20 de enero 2017

Por: Rafael DeMesa.

En las últimas dos semanas, semanas del mes de enero 2017, el tema obligado y el que ha dominado el escenario noticioso en la República Dominicana, ha sido Odebrech, soborno, se habla de 92 millones de dólares, la corrupción en todos los gobiernos, marcha convocada para el próximo domingo contra la corrupción y la impunidad, Rondón, que el Procurador de la República dijo, que Autoridades Judiciales y la Policía Nacional allanan las Oficinas de la Compañía, que supuestamente sobornó a funcionarios de este y otros gobiernos y la construcción de la planta Punta Catalina, ya anteriormente se había saturado a la Sociedad Dominicana, con la quiebra de Banínter, Plan Renove, Peme y Tucanos, después, acusaciones fuertes a Leonel Fernández, a Félix Bautista y Diandino, campaña electoral, Joan Santana y luego Quirino, todo eso ha pasado, por eso creemos, que para enfrentar la corrupción que se ha apoderado de la sociedad dominicana, debe asumirse una posición que el pueblo crea sincera y lejos de cualquier interés político, un interés tan dañino, como la misma corrupción que se busca combatir.

Hay una serie de grupos, que ha convocado una marcha contra la corrupción y la impunidad para el próximo domingo 22 de enero, dos grandes motivos, con los cuales estamos muy claros, hay que combatir, ahora bien, estas organizaciones convocantes, a excepción de Participación Ciudadana, son totalmente desconocidas por el pueblo dominicano, sin embargo, quienes ofrecen las declaraciones y hablan en los Medios de Comunicación, sobre este llamado, son dirigentes políticos, muy conocidos, muchos de los cuales, están tan comprometidos con la corrupción, que aquellos que son acusados o señalados con nombres y apellidos.

No estamos en contra de los motivos que originan la convocatoria a esta marcha, jamás lo estaremos, estamos en contra, de los procedimientos y la doble moral de muchos de los convocantes, a pesar de que tienen todo el derecho a convocar y a protestar, por algo que a todos perjudica, la Constitución dominicana es clara, en cuanto a este derecho, que tiene el ciudadano, siempre y cuando no se altere el orden público y se respete el derecho que tienen los demás, a no protestar, o que expresen su desacuerdo con tal o cual protesta. El país continuará más allá del próximo domingo 22 de enero, el lunes Dios mediante, seguiremos siendo los mismos amigos y hermanos de siempre, estaremos en la misma patria de Duarte, Sánchez, Mella, Luperón, Caamaño y Manolo, con la misma bandera y entonando las mismas letras de nuestro Himno Nacional Dominicano. Hasta el próximo editorial, amigos de Expresión Libre.

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario