Estadio Cibao

Una vez más el estadio Cibao recobró estelaridad en el inicio de la Serie Final. Los grandes rivales de la pelota invernal dominicana, Tigres del Licey y Águilas Cibaeñas arrancaron anoche la vigésima final entre ambos con grandes expectativas.El preámbulo del juego entre Licey y Águilas comenzó desde las primeras horas de la mañana de ayer. La algarabía y los gritos de “Voa’ al Águila” se hicieron sentir por distintas calles de la ciudad corazón.
En el Monumento de Santiago, varios seguidores del conjunto cibaeño manifestaron su alegría de ver a su conjunto llegar, nuevamente a una final, algo que no sucedía desde la temporada 2012-13 ante los Leones del Escogido.

“Nuestro equipo vencerá, somos las Águilas y la leña ta’aquí”, expresó Manuel Alcántara, quien se trasladó desde la provincia de La Vega.

No solamente se percibió ese fervor amarillo, los aficionados de los Tigres se dejaron sentir a la llegada del estadio de Santiago de los Caballeros.

“Venimos desde la ciudad de Jarabacoa, estamos muy emocionados, esta era la serie final que queríamos, Licey contra Águilas, que son los clásicos del béisbol dominicano”, dijo Unisex Veras.

Desde temprano, largas filas de aficionados se aglutinaron frente a la boletería del estadio Cibao. Tanto fanáticos de la capital como de todo el Cibao se lanzaron en busca de sus boletos para presenciar otro choque más entre viejos conocidos del torneo invernal dominicano.

Más temprano que tarde, las boletas empezaron a extinguirse, y una buena parte también fue a parar a las manos del “mercado negro”, que ayer se hizo de las suyas, vendiendo a más del doble del precio original para el partido.

Asimismo, encontrar un espacio para parquear un vehículo era una misión casi imposible. A pesar de todo, el ambiente era festivo, digno de una final, entre cibaeños y capitaleños.

La serie final que divide al país entre azules y amarillos, se sintió más cerca del lado de las cuyayas que con banderas, pitos y pañuelos sacaron su entusiasmo desde las gradas.
“Con una adrenalina a millón, apostando a que el equipo haga lo mejor y entendiendo que ganaremos este año”, indicó Cristian Minaya.

No sólo los fanáticos revivieron esa gran expectación de lo que sucederá en esta serie final del torneo otoño-invernal, que muchos han definido que será reñida. También, los jugadores de ambos equipos se han dejado sentir.

“Es mi primera vez en una final contra los Tigres del Licey. Me siento como que tenemos la corona 21 por la confianza en mi equipo. Desde hoy todo el mundo va a tirar el gas, nadie lo va a coger suave. Es un juego que ya no hay para atrás”, manifestó Jonathan Villar a elCaribe.

Peña: “Minimizar los errores será la clave”

El cubano Brayan Peña manifestó su orgullo de participar por primera vez en una serie final con las Águilas. “Sabemos que tenemos un buen rival enfrente. Mantener la bola bajita y tratar de minimizar los errores es la clave”, comentó Peña, quien se encuentra en su cuarto equipo en el béisbol criollo. Por otro lado, el dirigente del Licey, Audo Vicente, expresó la satisfacción de regresar otra vez a una serie final y de ser ganador, convertirse en el primero en obtener el cetro con tres equipos diferentes. “Estamos listos y preparados para lo que sea”, dijo Audo.

Por: Cynthia Morillo / El Caribe

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario