Rafael De Mesa

Expresión Libre: Editorial miércoles 1 de febrero de 2017.

Por: Rafael De Mesa.

Los haitianos y otros extranjeros que residen en el territorio dominicano, los cuales están diseminados en campos, pueblos y ciudades de la geografía nacional, independientemente de su estatus legal, entiéndase, tengan o no, documentos que rijan su estadía en el país, reciben del estado, todos los servicios que recibe cualquier dominicano, sin ningún tipo de restricciones, sin discriminación y sin maltratos, así lo vemos, en la educación, salud, religión, deportes, cultura y diversión, esto significa, que todo esto, desmiente las intenciones y mala fe de algunos paises, que han querido presentar a República  Dominicano, como un país verdugo, en el trato a los que vienen del vecino país, en busca de mejorar económicamente.

San José de las Matas, pueblo que tiene una alta población de haitianos, entre legales e indocumentados, es un ejemplo claro, del buen trato que reciben estos extranjeros, su participación en el campo laboral, es muy poco lo que se cuestiona, al extremo, que muchos de ellos, ya no son simplemente ayudantes de construcción, no, son maestros , desplazando a reconocidos maestros de la construcción que tenemos en la zona, netamente dominicanos, en el campo, en labores agrícolas, los nacionales haitianos, en su gran mayoría, por la razón que sea, están muy por encima de los dominicanos, ya cuidan casas, son Sacerdotes, Pastores, estudiantes universitarios, profesores, delíveri, tienen acceso a préstamos, en fin, los haitianos viven como si fueran verdaderos dominicanos, no nos oponemos a eso, así ocurre con los dominicanos en Estados Unidos y hasta en otros paises, ahora bien, hay una parte que debe preocuparnos, al menos aquí en San José de las Matas, donde los nativos, no conocemos ni cumplimos leyes, donde hay un desconocimiento a la autoridad y donde hay un irrespeto entre la ciudadanía y su autoridad. Hasta hace poco tiempo, era muy dificil ver a un haitiano en una motocicleta, ahora, la proliferación de haitianos en motocicletas, hace aún más peligrosas nuestras calles y avenidas, como ellos observan y se dan cuenta, que aquí no hay control en el tránsito y que los dominicanos no cumplimos ni nos sometemos a ningún orden, entonces terminan haciendo lo mismo, por eso, no se sorprenda cuando usted vea a un nacional haitiano haciendo piruetas y levantando una motocicleta y es que los dominicanos somos sus maestros en ese sentido, al desorden del tránsito en San José de las Matas, ahora hay que sumarle, esta cantidad de haitianos con motocicletas, a lo que tampoco nos oponemos, tienen derecho a tener, a adquirir un medio de transporte, cualquiera que sea, pero aquí hay que poner reglas y cumplir las leyes, como las tenemos que cumplir los dominicanos, al visitar cualquier país del mundo, estos haitianos van a ocasionar muchos accidentes, igual que como los ocasionamos los dominicanos, pero por la falta de control, nos van a aumentar las estadísticas de accidentes de tránsito y muertes en el país.

EXPRESION LIBRE, espera, que las autoridades no desaten una cacería contra los hatianos que andan en motocicletas, con el objetivo de conseguir un par de pesos, pero como las leyes son las mismas para haitianos, dominicanos y extranjeros en general, las autoridades policiales y judiciales, tienen la responsabilidad de aplicar la ley que rige el tránsito, en toda la República Dominicana…….hasta el próximo editorial……..amigos…..de Expresión Libre.

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario