El río Inoa languidece (Foto: Osiris Rodríguez)

El 80% de las aguas residuales se vierten a ríos y mares sin tratar.

La ONU centra el Día Mundial del Agua en la necesidad de tratar y recuperar el agua utilizada en las actividades humanas.

 

Por: Joaquin Elcacho / La Vanguardia

El agua sigue siendo un elemento transcendental en la conservación del medio ambiente y el bienestar de las personas. En este sentido, la celebración del Día Mundial del Agua (22 de marzo) vuelve a ser este año mucho más que un acto protocolario para convertirse en una llamada de atención a las instituciones, los gobiernos y la sociedad en general.

La convocatoria de Naciones Unidas cobra este año una especial importancia porque se centra en la correcta gestión de las aguas residuales y la reutilización de los recursos de agua. Aunque es evidente que estos dos aspectos afectan con especial gravedad a los países en desarrollo no se puede olvidar que también en España siguen existiendo ciudades importantes en las que todavía no se lleva a cabo un tratamiento adecuado de las aguas residuales.
La falta de agua potable reduce la calidad de vida de millones de personas en todo el mundo
La falta de agua potable reduce la calidad de vida de millones de personas en todo el mundo (Sanjeev Gupta / EFE)
La ONU recuerda que la meta 6.3 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) nos exige que en el horizonte de 2030 se logre mejorar la calidad del agua, reduciendo a la mitad el porcentaje de aguas residuales que se vierten al medio natural sin tratar (depurar) y aumentando considerablemente la reutilización de estos recursos.

Muy lejos del éxito
Más de 1.800 millones de personas hacen servir recursos de agua con graves problemas de contaminación

El conjunto de la humanidad todavía está muy lejos de este objetivo porque más del 80% de las aguas residuales generadas por la sociedad regresa al ecosistema sin haber sido tratada o reutilizada.

Además, como reconoce la ONU, unos 1.800 millones de personas hacen servir para consumo agua procedente de fuentes, ríos, pozos o manantiales contaminados; por lo que corren el riesgo de contraer enfermedades graves como el cólera, disentería, fiebre tifoidea y poliomielitis.
De hecho, el agua insalubre y un saneamiento e higiene deficientes causan alrededor de 842.000 muertes al año en el conjunto del planeta.

Más información sobre la celebración del Día Mundial del Agua en la convocatoria de la ONU.

 

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario