JOSELITO QUEZADA, HOMBRE PARTICIPATIVO, TRABAJADOR COMUNITARIO Y UNA PERSONA SIEMPRE PREOCUPADO POR LOS PROBLEMAS SOCIALES-POLITICOS-ECONOMICOS Y CULTURALES DE SAN JOSE DE LAS MATAS.

La vida de Joselito estuvo siempre a disposición del pueblo, nos lo indica su aguerrida participación en el combate a los 12 años de Doctor Joaquín Balaguer, sus activas luchas como dirigente del Partido Revolucionario Dominicano en los tiempos del Doctor José Francisco Peña Gómez, defensor de los Derechos Humanos, siendo el Primer Presidente de ese organismo municipal.

Josélito Quezada fue un hombre de fe, entregado a tiempo completo a nuestra Iglesia Católica, participó en prácticamente en todos los movimientos católicos, se convirtió en uno de los principales colaboradores de la Casa de Oración Nuestra Señora de Lourdes ubicada en la comunidad de Guajaca, en fin, Joselito vino al mundo a servirle al pueblo, por eso no nos extraña, la gran cantidad de personas, que ha pasado por su casa en la mañana de este viernes 31 de marzo, para participar en su velatorio y así expresarles sus condolencias a sus familiares y es que Joselito le sirvió de manera incondicional a San José de las Matas, incluyendo sus servicios por largos años en el Plan Sierra, Ayuntamiento y la Sub-zona de Agricultura, sus grandes dotes de organizador, lo convirtió en el principal dirigente del Partido Moda en el municipio, partido del que también fue dirigente regional, Joselito era tan humilde , atributo por el cual siempre lo recordaremos, ningún puesto, ninguna posición de los que ocupó, pudo encumbrarlo o cambiar de amigos, siempre fue la misma persona y era que tenía una gran vocación de servicio, por esa razón, personas de distintas edades, incluyendo muchos jóvenes, han dejado caer lágrimas ante su atau, sus padres lloran descosoladamente a quien siempre calificaron de buen hijo, sus hijos dicen que han perdido un gran padre, pero sus vecinos lamentan su muerte, por haber perdido un vecino bueno y solidario, su vehículo era como la ambulancia del barrio, a cualquier hora estaba dispuesto para ir al hospital a llevar a alguien enfermo, siempre Joselito nos repetía que ante cualquier situación, de alguna manera se podía ayudar.

Nos queda la satisfacción de haberlo conocido y tratado, de haber conocido parte de su gran trayectoria, trayectoria con la que su familia podrá escribir la historia , con las páginas más blancas de un buen hijo.

Joselito, en este tu último día en la tierra te digo:

Gracias por tu amistad, gracias por tu solidaridad , por ser un gran soldado al servicio de tu pueblo, por ser un buen hijo de la patria. PAZ A TU ALMA, VETE TRANQUILO Y EN PAZ, AL MUNDO DESDE DONDE NO SE REGRESA JAMAS.

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario