Por Luis Alfredo Collado.- San José de las Matas como cualquier otro pueblo del país tiene sus inconvenientes que afectan el desarrollo y la convivencia de sus habitantes.

Pero uno en específico se ha convertido en emergencia y calamidad permanente, como es la falta de agua para uso doméstico y comercial en sentido general.

En el programa que realizábamos anteriormente los sábados en la emisora Sierra FM, dijimos en reiteradas ocasiones que la falta de agua había llegado al extremo de convertirse en emergencia, pero poca gente le hizo caso hasta que el asunto escapó al control de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN),  y ahora la escasez es tal, que desespera a los habitantes de este pueblo.

Se escuchan denuncias de que hay hogares con más de un mes sin que le llegue el líquido.

En torno a esto las quejas no paran, y al parecer los reclamos se harán desde las calles mediante protestas y manifestaciones. Los usuarios dicen que CORAASAN los estafa porque les cobra por un servicio que no ofrece.

Luego que se han reproducido los reclamos al través de medios locales y redes sociales, CORAASAN sin nadie estar esperando incrementó la distribución de agua a los hogares, pero no por las tuberías, sino mediante dos camiones adicionales. Y uno se pregunta; ¿Lo habrán hecho por el feriado de Semana Santa, o para calmar el ánimo de la gente con el fin de que no hagan ruidos y protestas?

San José de las Matas, no sólo sufre el viacrucis diario de no tener agua y estar rodeado de ríos, sino que literalmente se ha convertido en una vergüenza nacional, debido a que el caso es atípico y paradójico a la vez, porque está ubicado en el centro de la región que se ha denominado “Madre de las Aguas”.

La foto que ilustra este texto muestra a un camión vendedor de agua abasteciendo al cuerpo de bomberos. ¿Dígame si esto se puede seguir permitiendo?

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario