El empresario recluso Adriano Román Román, fallecido este miércoles, llegó sin signos vitales al hospital Cabral y Báez, de Santiago, informó el director del hospital Cabral y Báez, doctor Ernesto Rodríguez, tras ser trasladado en estado delicado desde la cárcel Rafey.

Santiago. Tras meses de lucha por lograr prisión domiciliaria y de recurrir a diversos recursos que lo libraran de estar en la cárcel, el empresario y condenado Adriano Román murió ayer mientras era trasladado al hospital José María Cabral y Báez.En los tribunales de Santiago había sido condenado a 20 años de prisión por la tentativa de asesinato contra su exesposa Miguelina Llaverías, condena lograda por su abogado Jordi Veras, quien en el dos de junio del 2010 también sufrió una tentativa criminal por parte de sicarios contratados por Román, quien a la hora de su muerte tenía 82 años de edad.

A principios de marzo, un juez del Tribunal de Ejecución de la Pena de Santiago rechazó la solicitud de prisión domiciliaria del condenado por tentativa de homicidio y ordenó su regreso al Centro de Corrección y Rehabilitación Rafey, luego de que durara seis meses recluido en la Clínica Materno Infantil de Santiago, por sus complicaciones de salud, incluyendo males cardíacos.

Una vida de rebeldía

Se recuerda que el fallecido y recluso, contrajo matrimonio en febrero de este año mientras estaba interno en la citada clínica con su secretaria, Primavera Guzmán, con quien se dijo llevaba 40 años de relación. La resolución de autorización por parte del juez de Ejecución de la Pena de este distrito judicial, Rubén Darío de la Cruz Uceta, se produjo el 20 de octubre del 2016. Según han estimado algunos cercanos, la fortuna del empresario supera los 800 millones de pesos.

Román fue apresado en noviembre del 2005, luego de ser acusado de contratar a varias personas para que mataran a su exesposa, Miguelina Llaverías, a quien había torturado en 1978, sin que la justicia lo sancionara. El proceso duró dos años y fue el 25 de mayo del 2007 cuando el Segundo Tribunal Colegiado del distrito judicial de Santiago, presidido por el juez Wilson Moreta, le dictó una condena por 20 años de cárcel a Román por el caso de su expareja. El cuerpo de Adriano Román fue expuesto desde la tarde de ayer en la Funeraria Blandino. No se ha informado sobre hora y lugar del sepelio.

Con relación a la tentativa de asesinato contra el abogado Jordi Veras, quien fue baleado cuando salía del parqueo del canal 25, el 17 de junio del 2014, los jueces del Primer Tribunal Colegiado del distrito judicial de Santiago, Anneli Torres, Sergio Furcal y José De Asís Burgos, condenaron a Adriano Román y sus colaboradores, Franklin Reynoso Moronta, Francisco Carela Castro, Engels Carela Castro, Roberto Zabala, Candy Caminero Rodríguez y Arturo José Ferreras del Castillo, a 30, 20 y 10 años de prisión.

Negro Veras: “Que descanse en paz”

“Hoy, ante la información de que Adriano Román, ha fallecido, me limito a decir que, en lo que a él respecta, con su muerte, para mí concluye un viacrucis procesal, me quedo sin ningún rencor. Que descanse en paz”, dijo Negro Veras, padre de Jordi, en mensaje en la red social de Facebook. Expresó que “por formación familiar e ideológica no estaba hecho para odiar, desdeñar, ni en forma alguna aborrecer a ningún ser humano, aunque contra mí haya ejecutado una acción despreciable”. Ayer la Procuraduría, a través del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria, informó el fallecimiento de Adriano Rafael Román Román, privado de libertad en el Centro de Corrección y Rehabilitación Rafey-Hombres, en Santiago.
Por José Adriano Rodríguez / El Caribe

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario