The Washington Post resalta escándalo de soborno Odebrecht está casi silenciado en República Dominicana

Fuente: The Washington Post /Ezequiel Abiú López (*) de agencia AP. Versión en español en traducción libre de Iván Pérez Carrión.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.— Uno de los escándalos de corrupción más extensos de la historia moderna tiene raíces profundas en República Dominicana: La empresa brasileña detrás de la operación colocó su “oficina de soborno” internacional en este país caribeño y sacó cerca de 100 millones de dólares en sobornos a funcionarios locales.

Sin embargo, cinco meses después de que el plan fue expuesto, nadie ha sido acusado aquí y no se ha nombrado a los funcionarios corruptos, lo que ha enfurecido tanto a los políticos reformistas como a los partidos de oposición. Por el contrario, las investigaciones en Brasil, Colombia, Panamá y Perú han producido cientos de cargos, incluyendo casos contra ex presidentes.

Los críticos del Gobierno esperan que el silencio se rompa el viernes cuando se espera que Odebrecht revele a los receptores de sus sobornos en República Dominicana bajo un acuerdo que protege a la constructora brasileña de la acusación y le permite seguir haciendo negocios en el país.

Los ejecutivos de Odebrecht confesaron a los fiscales estadounidenses que pagaron alrededor de US$788 millones a funcionarios de 10 países latinoamericanos y dos más en África para obtener contratos multimillonarios con los gobiernos locales.

Dijeron que gastaron US$92 millones en sobornos en República Dominicana solamente, ya que la compañía ganó 17 contratos para construir carreteras, represas y una gran planta generadora de carbón. Una de las figuras clave en el esquema trabajó como asesor del presidente Danilo Medina en dos campañas presidenciales.

Los contratos de Odebrecht en República Dominicana desde 2001 totalizaron US$5 mil millones, 7 % del PIB anual en un país donde la mayoría de la gente gana US$200 al mes o menos

Cuando las propias investigaciones de corrupción de Brasil comenzaron a subir la temperatura en Odebrecht en 2014, la compañía trasladó a Santo Domingo su oficina encargada de administrar los sobornos −el inocentemente nombrado Departamento de Operaciones Estructuradas−, al parecer, para distanciarla de los fiscales brasileños…

Continue Leyendo 

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario