Luis Alfredo Collado

Por Luis Alfredo Collado.- Hace poco se supo que los dominicanos somos el mayor grupo hispano de New York, alcanzando el 29% de la población de esta ciudad. Y como una mala jugada del destino de inmediato la imagen empezó a atropellarse.

Primero fue el diplomático peledeísta Francis Lorenzo, que se declaró culpable de participar en un turbio asunto de sobornos en las Naciones Unidas, luego Alex Blanco, ex alcalde de Passaic, New Jersey,  fue sentenciado a 27 meses en prisión federal por corrupción, después el comerciante Hamlet Peralta, admitió su culpabilidad en una estafa de 12 millones de dólares, ese mismo día al senador estatal José Peralta, le descubrieron que cobra por debajo de la mesa un dinero que no puede justificar.

Lo más reciente es la barbarie protagonizada por el ex militar Richard Rojas, quien quiso matar a todo el que encontró a su paso en Times Square, su siniestra acción dejó un saldo de una persona muerta y más de 20 heridos. Todo esto desde que somos mayoría. Creo que toda esta mala vibra hay que revertirla en cosas positivas que eleven nuestra imagen conforme a la mayoría numérica que representamos.

Estos casos han sido escándalos tanto en la prensa anglosajona como en la hispana.

Lo ideal es que como grupo mayoritario, también proyectemos los buenos ejemplos. Como es el ascenso de Darlene Estévez, la primera mujer piloto de origen dominicano en los Estados Unidos, que ya es capitana de vuelo en American Airlines.

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario