El adjetivo en el título de nuestro artículo corresponde a la esperanza que tenemos de que alguna autoridad aclare algunas dudas, aquí formuladas. Como no poseemos formación en Derecho, es posible que las respuestas sean obvias, pero plantearemos las preguntas.

– ¿Aquí los capitanes de la Policía tienen influencia en el Congreso, en la Presidencia, en el Ministerio e, incluso, en el extranjero (léase los Tucanos)? ¿Por qué el general está en su casa? ¿Ahí no hay envuelto ningún presidente, entiéndase el que se montó en los aviones? ¿Y los ministros que fueron a la nación sudamericana a reunirse con Lula y con los ejecutivos de Embraer? ¿La Procuraduría investigó a los congresistas envueltos?
– ¿Por qué Lucía Medina aclara que ella no está loca? ¿Por qué el Comité Político debe decidir sobre un tema que ya decidió? ¿La silla será cómoda?

-¿Será verdad que Leo quiere reunirse con Luis? ¿Por qué Reinaldo dice que no está informado de esa reunión? ¿Admite que hubo o habrá reunión? ¿El secretario no está enterado de lo que hará, o no, el presidente de la organización?

– Surge una lista. ¿Cómo esos periodistas tuvieron acceso a ella? ¿Por qué ellos? ¿Por qué el Procurador no los somete a la Justicia: recordemos que eso viola el debido proceso? ¿Por qué ninguno de los mencionados, los acusan de difamación e injuria, y de falsificación de documentos? ¿No les parece extraño?

– ¿Por qué Miriam Germán se inhibe en un proceso que no ha iniciado, por unas reuniones que no ha realizado, con una persona que no ha sido imputada?

– ¿Por qué Temo dice que él fue a la Procuraduría voluntariamente, por su iniciativa (no porque lo requirieran), para aclarar rumores de las redes sociales? ¿Cuándo hay un rumor en las redes, hay que aclararlo en la Procuraduría? ¿Por qué al salir, dijo que fue el procurador que lo invitó porque él fue ministro de Economía y Planificación, y que fue una entrevista cordial? ¿Fue una o fue la otra o las dos o ninguna de las dos? ¿En medio de esta compleja investigación, el procurador tiene tiempo para tomarse un café con uno de los sospechosos?

– ¿Por qué la Cámara de Cuentos, perdón, la Cámara de Cuentas auditó tan rápido el caso de Diandi y, sin embargo, esperará a que Punta Catalina termine, a pesar de que los extranjeros admitieron que sobornaron para ser agraciados con su construcción?

– ¿Por qué no están procesados, por el caso Odebrecht, los brasileños responsables y el dominicano implicado? ¿Por qué en otros casos, se da a conocer a los actores y no se afecta el debido proceso? ¿Por qué la Procuraduría invita y no cita? ¿Por qué entrevista y no interroga? ¿Por qué Punta Catalina continúa, si ha habido una confesión de soborno?

– ¿Por qué no han sido citados Hipólito, Leonel y Danilo? ¿Este es el país donde los brasileños tenían instalada la oficina internacional de sobornos, pero fue el único en el que no sobornaron ni presidentes ni candidatos?

– Una última pregunta: ¿Odebrecht se asoció con otra empresa, aquí? Si así fue, ¿por qué los ejecutivos de esa organización no han sido invitados a tomarse el café de Temo?

El autor es profesor universitario.

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario