Por Dario Abreu.- El doctor Roque Ureña Núñez fue reconocido en esta ciudad por sus servicios a los  más pobres de diferentes sectores de la región del Cibao.

El acto donde la Asociación Pro-Desarrollo de Guama reconoció al profesional de la medicina, se llevó a cabo en los salones del Astoria World Manor, del condado de Queens, el pasado sábado.

El doctor Ureña Núñez, quien viajó desde la ciudad de Santiago, dijo  al momento de re recibir la placa de reconocimiento que se sentía muy orgulloso de haber nacido en la comunidad de Guama.

“Me siento muy complacido de que los guameros me hayan escogido para hacerme este reconocimiento por mi labor a favor de mi comunidad y de otros sectores del país, quiero dejar bien claro que no lo defraudaré, siempre estaré ayudando a los más necesitados”. Expresó el galeno  dominicano.

Durante el desarrollo del evento La Asociación Pro- Desarrollo de Guama  pasó revista a sus 49 años de fundada, destacando  las ayudas a los más pobres, los trabajos para la construcción de la escuela, la iglesia y el cementerio de dicha comunidad.

A la actividad asistieron delegaciones de Miami, Carolina del Norte, Nueva Jersey y Nueva York, quienes compartieron  animadamente  por espacio de cinco horas.

Fue muy notoria la presencia  de los fundadores de la Asociación Pro-Desarrollo de Guama, Eligio Peña y Jacinto Ureña, así como la de otros reconocidos guameros que por muchos años se han mantenido cooperando activamente con su comunidad.

Al evento también asistieron reconocidos empresarios del área de los supermercados que son oriundo de Guama, como son la familia Peña, Gutiérrez y Jorge, entre otros.

La actual directiva está compuesta por Francisco Ureña, presidente; Adelina Ureña, vicepresidenta; Ramona Ureña, tesorera; Leonarda Ureña, secretaria; Ángela Rodríguez y Carmen Ureña vocales.

En el acto de  la cena de gala  que fue conducido por el profesional del micrófono Juan Rodríguez, los guameros e invitados especiales finalizaron dicho evento al ritmo de la música de  Nave y su Banda  Típica.

Deja un comentario