Por Luis Alfredo Collado.- Desde hace algún tiempo se ha dicho en New York, que el multimillonario George Soros, ha estado incentivando la migración de haitianos indocumentados hacia la República Dominicana, mediante una política de inversión de recursos para ejercer presión internacional, y la supuesta inyección de fondos a organizaciones no gubernamentales defensoras de los derechos de los haitianos, incluso a periodistas influyentes dentro y fuera del país.

George Soros

El nombre de George Soros, no suena mucho en la patria de Duarte, puede decirse que es un perfecto desconocido en el país, sobre todo en lo que respecta al tema migratorio. Solo se habló tímidamente de él en algunos medios cuando sostuvo una reunión con el Presidente Danilo Medina, en septiembre del 2014 en New York.

Soros, no es muy popular en el Caribe, pero en otras regiones si, incluso la Enciclopedia Libre, lo define como “Un magnate, multimillonario y especulador financiero estadounidense de origen judío“. Y muchos se preguntan. ¿Qué importancia puede tener para George Soros, la migración haitiana hacia la República Dominicana?. La respuesta es, más de lo que usted imagina.

Esto lo puedes descubrir leyendo el seguimiento que le ha dado su poderosa organización “Open Society” y los twist que el propio magnate ha escrito sobre el tema.

Se recuerda que en el 2013 el afamado escritor peruano Mario Vargas Llosa, hizo referencia a la Open Society Justice Initiative, en su controversial artículo “Los parias del Caribe” publicado en el periódico El País de España. Luego en el 2015 una manifestación de haitianos y sus aliados, enfrentada por otra de nacionalistas dominicanos, frente al consulado de la República Dominicana, en el 1501 de Broadway, en la zona turística de Times Square, un manifestante dominicano denunció el supuesto patrocinio de Soros, a la migración indocumentada haitiana.

Lo que actualmente existe en el panorama migratorio de Haití y la Republica Dominicana, es que la presión internacional en contra del país ha desaparecido. Ya las “Organizaciones No Gubernamentales” no denuncian que los haitianos son víctimas de apatridia y violación a sus derechos humanos. Mientras en suelo patrio, el plan de regulación tampoco se menciona y como para “coronar el asunto”, después de la famosa reunión Danilo-Soros. La migración de indocumentados ha sido masiva y como nunca antes vista, la gente se queja de la situación y las autoridades no miran hacia ese lado. Es hasta sospechoso el incremento de parturientas haitianas que hacen tours para ir a parir al otro lado de la frontera.

El único que “toma ciertas medidas de control migratorio” es Abel Martínez, el alcalde de la ciudad de Santiago, después del ejecutivo municipal nadie en el gobierno saca la cabeza. Lo de Martínez, se entiende, primero; es un tema que genera pasiones, y ante el grito de desesperación que existe en algunos sectores donde literalmente los haitianos controlan vecindarios, actuar de la forma que sea atrae cámaras y primeras planas. Y segundo, el alcalde es de la tendencia de Leonel, cuyos miembros ocasionalmente suelen acusar a Danilo y a su grupo de haber fracasado en la aplicación de políticas migratoria y de seguridad.

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario