Carlos Miguel Rodríguez frente a unos de los murales en Sajoma

Hellen Keller, cuando dice: “Yo no puedo hacerlo todo, pero no me voy a negar a hacer lo poco que puedo hacer”, invita a valorar y ser agradecidos.

San José de las Matas

En camino hacia el lugar donde se encuentran los murales de manos y pincel de Carlos Miguel Rodríguez, un chico que, además de tener carisma y humildad; es sordomudo. Sentí tantas limitaciones que le pregunté a su padre, colaborador de Listín Diario, en Santiago, que cómo haría la entrevista, si soy poco ágil con la comunicación no verbal.

La impotencia se apoderó de mí, si embargo, al llegar, la sorpresa fue enorme. Aquel chico tiene un don especial, tiene la capacidad de comunicarse, creando una conexión con su interlocutor que, sin pronunciar palabra alguna, la comunicación entre nosotros fue fluida, y entendí que hay mucho por aprender. Con 31 años de edad, se ha convertido en un reconocido artista del pueblo que lo vio nacer. Perfeccionó el uso del pincel en Casa de Arte, de manos de Roberto Torres, en esa misma localidad.

En la actualidad, su arte se encuentra en diversos murales esparcidos por todo ‘Sajoma’. Pueden ser vistos en el Cementerio Municipal de San José de las Matas, frente al parque 16 de Agosto, en la Casa de la Cultura y otros murales; logrando deleitar a quienes deciden refrescarse debajo de los copiosos árboles que cobijan los espacios de recreación, mientras contemplan las creaciones de Carlos Miguel.

Amante de la tecnología
Con su teléfono celular, se comunica vía mensaje de texto con sus amigos y, además de su pasión por la pintura, es aficionado de la fotografía. Pasó de ser el en- trevistado, a entrevistar a Alberto Liranzo, (artista del lente de este medio), evidenciando, que el mundo del arte y la cultura, es lo que lo ha impulsado a desarollar sus habilidades.

Limitaciones 
La falta de recursos para estudiar y desarrollar su potencial, han imposibilitado que Carlos Miguel salga de su pueblo a demostrar su talento. Requiere de manos solidarias que valoren su arte, que le ayuden a volar, a seguir siendo ejemplo de muchos jóvenes de su comarca. Sus conocidos lo definen como un visionario. Sus padres, refieren que nació con ese don, y que, es referente para otros pintores de allí.

COMUNICACIÓN NO VERBAL
Para Carlos Miguel, no existen límites, con su pincel puede crear cualquier tipo de imagen. Desde pequeño tuvo aspiraciones por el arte. Igual que las lenguas orales, existen signos que las personas con limitaciones auditivas y orales, pueden utilizar para expresar y comunicar ideas; y existen dos sistemas para representar las letras del alfabeto latino: uno utiliza una sola mano; con el otro, ambas. Mario Benedetti, afirma “Todavía creo, que nuestro mejor diálogo ha sido el de las miradas”, y es que, muchas veces, no hacen falta palabras.

Por Leidi Alejo / ListinDiario.com.do

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario