IMAGEN POR MATALOBOS / LAVOZDEGALICIA.ES

De ‘cosas tenedes’ a ‘cosas veredes’. Del Quijote al Mío Cid.

Cosas veredes, amigo Sancho, hemos oído todos alguna vez. Y lo hemos oído atribuido a los personajes de El Quijote, donde no aparece tal cita.

Parece que el origen literario de la expresión Cosas veredesse remonta al Cantar de Mío Cid, cuando Rodrigo Díaz de Vivar le dice a Alfonso VI: Muchos males han venido por los reyes que se ausentan… y el monarca contesta: Cosas tenedes, Cid, que farán fablar las piedras.

La expresión original era ‘cosas tenedes’, pero con el tiempo, se distorsionó tanto la forma como su significado, llegando al actual ‘cosas veredes’.

Pero, ¿qué significa realmente la expresión cosas veredes¿Qué se quiere transmitir en esta expresión? Con ella señalamos con perplejidad o sorpresa cosas que ocurren a nuestro alrededor, y por tanto, sería una expresión equivalente a ¡Lo que hay que ver!

Fuente: Estandarte.com

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario