El alcalde Bill de Blasio deposita una rosa blanca en el memorial del Vuelo 587. 

En el Flight 587 Memorial Park decenas de dominicanos recuerdan a sus familiares.

NUEVA YORK.- Han pasado 16 años y para los familiares de las víctimas del vuelo 587 de American Airlines –en su mayoría dominicanas- el dolor lo cesa.

Este domingo, el acto de recordación no fue diferente, abrazando retratos, pendientes y portando rosas blancas, decenas de familiares se concentraron en el Flight 587 Memorial Park para honrar la memoria de sus parientes.

El alcalde Bill de Blasio presidió el evento en el que 265 personas murieron cuando la aeronave de American Airlines se estrelló contra las casas del vecindario de Belle Harbor de Queens.

“La ciudad de Nueva York está con ustedes hoy, mañana y siempre. Que Dios bendiga a todos”, dijo De Blasio en su alocución en la que subrayó sobre el significado de la recordación de la tragedia que marcó la vida de quienes perdieron a sus familiares y a la vez la los neoyorquinos.

Invocando a la Virgen de la Altagracia, patrona de los dominicanos, el padre Cruz, que ofició la ceremonia, pidió orar y abrir los corazones por quienes ya no están presentes.

Miembros del NYPD y del Dpto. de Bomberos tocaron una campana para llamar a un minuto de silencio en honor a los caídos, para a continuación, Teresita Corporan, Rafaela Frías, Altagracia Estrella y Francis Mateo, leyeron a su turno el nombre de cada una de las víctimas.

La presidenta del Concejo, Melissa Mark-Viverito recordó que la tragedia del vuelo 587 ocurrió apenas dos meses después de los sombríos acontecimientos del 11 de septiembre de 2001 en que los neoyorquinos enfrentaban la pérdida de miles de vidas.

“Continuamos en duelo con las familias, amigos y el personal de primeros auxilios cuyo coraje y fortaleza nos trajo esperanza a todos en un momento oscuro. Muchos años después, estas lecciones de valentía permanecen mientras nos comprometemos a nunca olvidar a las personas que perdimos ese día”, destacó Mark-Viverito.

De su parte, Guillermo Linares, estuvo en representación del gobernador de Nueva York Andrew Cuomo. Linares, una figura política de la ciudad de origen dominicano, en su intervención hizo alusión a la beca que creó el estado para que los hijos de los fallecidos puedan cursar estudios universitarios.

El avión había decolado ese 12 de noviembre de 2001 del Aeropuerto Internacional John F. Kennedy con destino a la República Dominicana.

De acuerdo a la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte, el sistema de timón del avión y fallas en el programa piloto de entrenamiento de la aerolínea contribuyeron al considerado, el segundo incidente de aviación más mortífero en el estado. El accidente causó la muerte de cinco en el vecindario y 260 en el avión.

El pasado 28 de octubre, la intersección de la calle 181 con la avenida Amsterdam en Washington Heights, fue renombrada como ‘Flight 587 Way’. Así mismo, el Rockaway Park ahora se denomina  Flight 587 Memorial Park en tributo a las víctimas.

Por David Ramirez @DiarioLaPrensaNY 

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario