Robert E. Copley,encargado de Negocios y jefe de la misión diplomática de EEUU en el país.

El encargado de Negocios y jefe de la misión diplomática de los Estados Unidos en el país, Robert E. Copley, criticó duramente los niveles de corrupción que imperan en la nación dominicana, llegando a calificar la situación “de grave”.

El diplomático hizo su planteamiento ayer miércoles durante el almuerzo mensual de Cámara Americana de Comercio, evento en el cual fue el orador principal. Ahí habló sobre los beneficios del DR-Cafta para la nación caribeña, pero también planteó el alcance y daño que provoca el flagelo de la corrupción con la pregunta ¿Cómo puede la República Dominicana reducir de manera significativa la corrupción?

“Volviendo a las preguntas, sobre la corrupción, no voy a extenderme mucho porque ustedes saben mejor que yo la gravedad de la situación. Las encuestas, las noticias, y todo los demás indicadores nos dicen que los dominicanos están hartos de la corrupción”, adujo.

Para reforzar su planteamiento recordó que el país está en el lugar 120 de 176 en el informe del Índice de Percepción de la Corrupción de 2016, realizado “por una ONG respetada”.

“La corrupción sigue siendo un lastre importante para el crecimiento, no solo de aquí, sino de toda la región y el mundo. Esta les roba a los negocios la predictibilidad de los consumidores y daña la capacidad del Gobierno para promover una buena política económica. Ningún país está libre de corrupción y ningún país puede decir que está haciendo lo suficiente para combatir sus efectos”, agregó.

En ese sentido, Copley puso de ejemplo el caso de la empresa Odebrecht, cuyos recursos destinados para ejecutar sobornos a cambio de adjudicación de obras, entiende que podrían haberse utilizados para apoyar la educación, la infraestructura y el desarrollo,  “y se desviaron hacia la corrupción”.

El diplomático consideró que la situación tiene que cambiar ya en la República Dominicana si el país pretende mantener el crecimiento económico que ha experimentado y dijo que su nación, los Estados Unidos, siempre ha sido un aliado para combatir la corrupción.

“Estas pérdidas tienen que ser confrontadas, y estas tendencias tienen que ser revertidas si queremos continuar un crecimiento económico durante los próximos 10 años”, planteó y dijo que su gobierno (EEUU) está “listo para trabajar con ustedes (RD), ya sea promoviendo el uso de herramientas como el portal de transparencia fiscal en el Ministerio de Hacienda o cooperando en investigaciones llevadas por su sistema judicial, y mi embajada aguarda ansiosamente su compromiso, al igual que socios y aliados en esta lucha”.

Fuente: El Caribe

Deja un comentario

error: