El Obelisco de Santo Domingo, ubicado en la avenida George Washington (Malecón).

El sector posee el primer cementerio de Santo Domingo y los obeliscos más emblemáticos del país, además de estatuas en honor a importantes figuras.

La comunidad de Ciudad Nueva posee atractivos turísticos muy importantes, especialmente por el valor histórico de sus infraestructuras, y por el de esta zona del Distrito Nacional en sí misma, cuya historia se remonta al último cuarto del siglo XIX.

Se origina cuando la ciudad experimentó ciertos cambios en diferentes aspectos de su conformación urbana, dando lugar a un acelerado crecimiento territorial y demográfico. En apenas 11 años, de 1871 a 1882, la ciudad incrementó su población de 6,000 habitantes a 14,072, llevando la zona intramuros al límite de su capacidad en aquel momento, dando paso de esta manera a su expansión fuera de las murallas.

La expansión tiene sus causas en cinco cuestiones, recoge un texto del arquitecto Pablo Morel de 1995, que son, en primer lugar, el aumento del comercio en el gobierno de Ulises Heureaux (Lilís), donde la ciudad, por su condición portuaria crea un flujo de bienes entre la capital y algunos poblados cercanos.

Fuente: El Caribe

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario