Estadio Panamericano sede de la Serie del Caribe 2018

Los aztecas remodelan infraestructura de béisbol a precios razonables.

Por: Nathanael Pérez Neró / Diario Libre.

Si así lo quisiera, el lunes, tras el concierto de Ricardo Arjona, el Ministerio de Obras Públicas puede intervenir el estadio Quisqueya Juan Marichal.

Vitelio Mejía, presidente de la Liga de Béisbol Dominicana (Lidom), dijo en México que la inversión del Gobierno podría llegar hasta los US$8 millones. Pero es un dinero que no figura en los poco más de RD$33 mil millones que la cartera dirigida por Gonzalo Castillo tiene aprobados para ejecutar en 2018.

DL supo que ingenieros que depositaron proyectos a la Liga han arreciado esta semana los movimientos con sus contactos para posicionar sus propuestas.

Una de ella, de acuerdo con fuentes que pidieron reservas, consiste en una remodelación por US$20 millones, otra es de construcción por US$35 MM y la más ambiciosa alcanza los US$60 MM.

El elevado precio, el tiempo que podría tomar y la imposibilidad de vincular al sector privado, han sido los mayores obstáculos que han confrontado las diferentes iniciativas para mejorar el Quisqueya.

La Liga Mexicana del Pacífico (LMP) es la envidia de las que componen la Confederación del Caribe y referente obligatorio en comercialización, asistencia y montaje.

En 5 años tres de las ocho sedes (Hermosillo, Culiacán y Obregón) han estrenado nuevos parques, uno (Jalisco) fue remodelado y dos (Los Mochis y Mazatlán) están en reconstrucción.

“La infraestructura permite a los equipos la venta de souvenir, alimentos y ofrecer actividades a los aficionados en sus explanadas, tal y como lo hacen en la MLB”, dijo Omar Canizales preside la LMP, en una entrevista a El Financiero.
Ninguna intervención de estas ha alcanzado los US$30 millones como se suele plantear en RD.

Los Naranjeros estrenaron en 2013 el estadio Sonora a un costo de US$25,8 millones. Acomoda a 16,000 personas, acogió la Serie del Caribe de 2013 y un partido de exhibición entre Dbacks y Rockies en 2015.

El nuevo estadio de los Tomateros fue abierto en 2015 tras invertirse US$23,9 millones para 20,000 espectadores y albergó la Serie del Caribe de 2017.

El Teodoro Mariscal, casa de los Venados por 55 años, fue demolido el mes pasado y en diciembre estará listo a un costo de US$18,8 millones con capacidad para 15 mil espectadores.

El Emilio Ibarra, sede de los Cañeros de Los Mochis, es objeto de una remodelación por US$15,3 millones y tiene 11 mil butacas.

El Panamericano, que acoge hasta mañana la Serie del Caribe, se inauguró en 2011 para el atletismo de los Juegos de Guadalajara por US$21,5 millones. En 2014 se le hizo una inversión de US$2,6 MM para usarse ocho meses en campo y pista y cuatro (octubre-enero) para que los Charros de Jalisco jueguen béisbol.

Deja un comentario

error: