Denominamos La Sierra a una porción de 1,800 kilómetros cuadrados del territorio dominicano, situada en los municipios de San José de Las Matas, Jánico, Monción y Santiago Rodríguez, con terrenos quebrados de diferentes altitudes, cubiertos principalmente de pinos, y surcados por ríos y arroyos abundantes. En la región hay zonas de clima húmedo y otras marcadas por la sequía.

El libro La Sierra, publicado por el Banco Popular Dominicano en noviembre del 2017, realza el valor y la belleza de esa región y representa un homenaje a las instituciones y personas que se han preocupado por conservar ese tesoro del país. El libro muestra también el estado de ese territorio y de su población, en una época crítica del pasado y en períodos de cambios positivos hasta la actualidad.

Alimentado con un texto escrito conjuntamente por los exdirectores del Plan Sierra: José Rafael de Moya, Blas Santos e inmaculada Adames, y fotografías de Ricardo Briones, Domingo Batista, Herminio Alberti, Leandro Montes y el autor de este artículo, la obra es editada por Frank Moya Pons, quien contribuye además con una magnífica introducción.

Los pinares y las fuentes fluviales, que hoy enriquecen la región y el país, casi desaparecen por las operaciones de aserraderos que arrasaban los bosques sin reponerlos con árboles nuevos, dejando los terrenos abandonados o dedicados a la agricultura nómada y a la ganadería extensiva. Este modelo irracional sumió a la mayoría de los serranos en la pobreza y forzó a muchos a emigrar masivamente hacia los centros urbanos del país y del exterior, especialmente a los Estados Unidos de América.

Si la depredación de los bosques no se hubiera detenido, las cuencas de los ríos Bao, Ámina y Mao hubieran quedado erosionadas y peladas en la mayor parte de su extensión, lo que hubiera provocado una disminución crítica en la producción de agua con efectos desastrosos para las actividades productivas, económicas y domésticas, no solo de La Sierra, sino también de Santiago, Mao, Moca, y otros lugares.

La tarea no fue fácil, había que trabajar con una población enemiga de los bosques, con limitaciones económicas, de educación, salud, vivienda, y otras variables. Los esfuerzos continuos de Monseñor Roque Adames, Arturo Grullón, Manuel Arsenio Ureña, Luis Crouch, y otros, se nuclearon en una organización denominada Plan Sierra, creada en 1979, y con la colaboración de organismos públicos nacionales e internacionales, emprendieron programas novedosos que lograron revertir el deterioro creciente y poner a La Sierra en el camino del desarrollo sostenible.

El observador interesado que transita por las carreteras y caminos de La Sierra tiene que asombrarse con la gran cantidad de plantaciones de pinos manejados de manera racional y aprovechados económicamente, con los cafetales, agricultura con sistemas comunitarios, escuelas, dispensarios, hidroeléctricas, viviendas dignas, y sobre todo con los caudales vigorosos de los ríos Bao, Ámina, Mao, Jagua, Magua y muchos más. Hay lugares donde el día luminoso se transforma de improviso en noche, por la densidad de los bosques, caminos que se convierten en ríos, y ríos espectaculares, como El Gallo, con aguas tan claras y frescas que vigorizan el cuerpo y los sentidos

Los cambios en La Sierra son notables. Ya el vaquero no arrea el ganado cabalgando en animales de carga, y rara vez el lechero cuelga sus bidones en burros, mulos o caballos. Las motocicletas han facilitado esas labores y muchas más. Motores que transitan por rutas diversas, incluyendo caminos abruptos y polvorientos, conducidos por adultos mayores, y por jóvenes cuyos cuerpos desafían el equilibrio y rompen el viento con sus marchas veloces.

Aunque en las viviendas y en la forma de vestir de sus habitantes han habido cambios, hay algo inalterable en el serrano: Una nobleza que se pinta en su rostro y en sus acciones. En esos lugares hay una muestra fiel de la gente buena y trabajadora del país.

Felicitaciones al Banco Popular Dominicano por la publicación de ese magnífico libro, que se puede descargar gratis, junto a un video documental y otros datos de interés, en LaSierra.com.do

Por: Domingo Marte / Hoy Digital

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario