La historia del cooperativismo en San José de las Matas, está íntimamente ligada a la presencia de los padres misioneros del Sagrado Corazón MSC, de la Iglesia Católica y de manera especial al reverendo Padre Carlos Guillot, MSC, quien fue nombrado el 05 de mayo de 1950, vicario cooperador de la Parroquia de San José de las Matas.

El Padre Guillot deseaba profundamente poner en práctica algo novedoso para la comunidad, ya que las condiciones socio-económicas de San José de las Matas, al llegar la mitad del siglo XX  no eran muy halagadoras,  producto del escaso desarrollo de las actividades productivas y del atraso cultural, lo cual  creaba un campo favorable para la idea cooperativista. Como el Padre Guillot provenía de un país eminentemente cooperativista y conocía esa filosofía con gran profundidad, no vaciló en emprender una labor concientizadora por toda la sierra sobre la importancia del cooperativismo.

Para asegurarse del éxito del proyecto, el Padre Carlos Guillot contó con la colaboración de la acción católica, compuesta por hombres con sentimientos humanitarios, trabajadores, entregados al servicio de Dios, que no vacilaron en propagar las ideas del cooperativismo, citándose entre ellos:  Luis Bisonó, Juan Arturo Jáquez (Llillí), Juan de la Mata Estévez, José Bisonó, Joaquín Luciano y Augusto Bisonó.  Luego se unieron :  Alexis Jáquez, Ramón A. Vargas, Porfirio Valerio, Josecito Torres, Ramón Abréu, Arturito y Germán Jáquez.

Asimismo, aunque ya se había propagado la idea de formar la cooperativa, antes del año 1950, fue el 17 de febrero del año 1951, cuando se realizó el primer depósito de ahorros, por la suma de RD$1.30 y como todavía no existía un Consejo de Administración, el Padre Guillot, presidía las reuniones.

El 15 de Mayo de 1952 se efectuó una reunión, donde ya aparece un acta que contiene los nombres de lo que sería el Primer Consejo de Administración, presidido por Don Luis Bisonó, por Don  Alexis Jáquez, como Secretario, Joaquín Luciano, Tesorero y los señores José Arturo Bisonó y Luis M. Espinal, Manuel A Tavares, Apolinar Peralta, Germán Jáquez y Ramón Abréu.

El primer financiamiento por la suma de RD$500.00 (Quinientos pesos),  se otorgó en reunión del 26 de julio de 1952, donde el Padre Guillot informa la necesidad de avanzar algún efectivo, a cosecheros necesitados.

Un aspecto que permitió el acercamiento de los socios,  fue la política de la institución, hacia los empleados públicos, a los cuales se les liberó de la venta de sus cheques a usureros, a intereses elevados, ofertándole la cooperativa intereses bajos lo que se propagó rápidamente entre toda la población.  Al llegar al año 1953, la cooperativa recibe la incorporación, mediante el Decreto No. 1962, del 10 de junio del mismo año.

Deja un comentario

error: