Maribel Núñez Valdez

Por: Maribel Núñez Valdez / Acento.com.do.

Para  Domingo, servidor de misterio, definido por algunos como sacerdote del vudú dominicano, hijo de trabajador de la caña  emigrado desde  Haití y de madre oriunda de la isla Tortola, traído al mundo en San Pedro de Macorís y hoy residente en Palmarejo y dueño de gagá, “el Gagá es una cultura donde se le daban tres días a los “esclavos”, que eran esos únicos tres días de la Semana Santa que ellos podían festejar, bailar, tener libertad y tener comunicación y descanso.

El gagá viene surgiendo más de los bateyes y hoy estamos trabajando el Gagá para que sea una cultura que tenga apoyo, que reconozcan que también somos cultura, somos ser vivientes, traemos una música tan melodiosa, tan buena, tan sabrosa que viene de los bateyes por eso necesitamos aportes para que el gagá tenga salida y se pueda bailar en toda la región de la República Dominicana.

Le pido a todos los dueños de Gaga, como yo, que tenemos que trabajar  más en esto, que si queremos tener un gagá bueno y sabroso tenemos que trabajar porque en el gagá están surgiendo muchas cosas que nos están afectando al  pueblo dominicano, por los accidentes, por los muertos, por los fracasos que pasan en la Semana Santa, porque se está ligando lo que es el alcohol, lo que es el vicio, lo que es el odio, y lo que es la venganza y no puede haber acto de sangre cuando lo que estamos disfrutando un momento, una felicidad, una tranquilidad, para que mañana llevemos a nuestras casas un dolor, un luto, una tragedia, en donde la vida es una sola y hay que cuidarla porque no se le saca fotocopia.

La violencia que se pudiera dar en torno al gagá es una representación de lo que está sucediendo en la sociedad, porque el gagá es libre y al ser libre todo el que tiene acceso puede participar, y de lo que van a participar nosotros no sabemos cuál es el asesino, cuál es el delincuente ni cuál es el atracador que anda ahí, por eso necesitamos para que el gagá tenga buena protección que la policía nos escolte y que nos vigile porque para eso están, para dar el servicio…

El gagá es fiesta dominicana, no es fiesta haitiana, son fiestas dominicanas en donde estamos celebrando lo tradicional, algo que logramos tanto a la Virgen de la Altagracia, se hace promesa con la virgen de Altagracia, mi gagá sale con el poder de Dios y con la virgen de La Altagracia, es una promesa que yo le debo por los favores recibidos, por las vidas que yo he salvado, por las enfermedades que yo he curado.

El gagá nace en la sangre, hay que nacer con eso, la música del gagá es tan contagiosa, es tan linda, es una música que si tú ves los instrumentos, tú no crees que es el gagá, los instrumentos lo sacamos de la basura, porque el cuero de una  vaca lo votan, ese cuero yo lo recojo, los palos de donde se hacen las tamboras, se corta en el monte, todos los instrumentos que se tocan en el gagá son latas, son cosas rechazables y hoy en día nosotros lo convertimos en música, en melodías y en canciones, los bailes que hacemos en el gagá son bailes que vienen saliendo del ritmo de Los Guloyas, pero diferentes, son ritmos indígenas, son ritmos africanos, son músicas y bailes en donde se goza, donde la persona se siente ser libres, donde son gentes, donde se sienten importantes en sus vidas, porque el esclavo solamente fue libre tres días en el año, y eso era los tres días que celebraba, donde tenían el derecho de bailar, porque ningún esclavo tenía derechos ni honor de ir a iglesia católica, porque usted era un esclavo, usted tenía un amo que te presionaba.

Somos los que estamos en los bateyes trabajando como esclavos… ahora existen esclavos, pero existen con más libertad, y la fiestas se han ido abriendo con otras melodías y el gagá es una fiesta tan profunda que muchos merengueros han sacado música del gagá: Marco Caminero, Kinito Méndez…

Nuestra música es linda… para hablar de los gagás hay que conocer a los bateyes, porque el gagá nace de los bateyes.

Nunca se debe olvidad la historia de los ancestro, porque ahora nosotros vivimos una época moderna, acuérdate de dónde venimos, donde nacemos:  del corte de la caña, de los bueyes,  de la carreta.

No podemos olvidar de donde vengo, soy nacido de un batey, digo que éramos esclavos porque la vida era muy difícil.

Al pueblo dominicano les digo que yo veo al gagá como cultura, le pido al Estado que trabajemos más para que el gagá baile, que no le cierre la puerta a esas personas que reconocen esos días como sus días de fiestas, que en todas las fiestas ha habido problemas, que no le pueden achacar tantas cosas al gagá porque es cultura, es música.

Yo quisiera que me digan de donde es la cultura viene del nacimiento del gagá, de los campos, y tenemos que trabajar con esa cultura y limpiarla cada día más y abrirles puertas porque somos agua de vida, somos corrientes y necesitamos que nos abran las puertas.

Al presidente Danilo Medina: no soy la personas quizás indicada para hacerle una sugerencia, pero me siento ser dominicano como cualquier otro dominicano, soy nacido bajo la tierra de Duarte, Sánchez y Mella, lo que nosotros necesitamos como dueño de gagá es que nos den vigilancia, porque yo he visto aquí a muchos ”drines” que le ponen servicios –vigilancia policial-, porque  a nosotros no nos pueden poner un servicio y el que esté borracho que lo recojan.

Queremos que el Presidente nos de protección, que no nos quite lo que tanto nosotros hemos sufridos y la única fiesta que nosotros reconocemos como fiesta de tradición es el gagá que nos ayude y que nos proteja.

Para cortar caña no había domingo ni día de fiesta, por eso yo digo que las únicas horas que tenían los esclavos eran los tres días de la Semana Santa.”

VER ARTICULO ORIGINAL

Deja un comentario

error: