Un camión vendedor de agua abasteciendo al cuerpo de bomberos de Sajoma.

Matense.-San José de las Matas, el municipio más grande del país rodeado de ríos y en plena cordillera central no tiene agua potable en su área urbana desde hace décadas.

Hay lugares donde el agua tarda semanas para llegar por las tuberías. Este debe ser uno de los pocos pueblos del país donde la gente tiene que comprar el agua para el consumo básico.

Es pintoresco y hasta surrealista, ver camiones repartiendo agua en un pueblo considerado junto a otros de la Cordillera Central, como “madre de las aguas”.

San José de las Matas, tiene conexión directa con el palacio, sin embargo eso hasta el momento no ha servido para nada, Gustavo Montalvo, el ministro de la presidencia es de este pueblo, hay cónsules, vicecónsules y otros funcionarios pero ninguno hace nada por un nuevo acueducto. No solo para la zona urbana sino también para muchas comunidades donde el líquido llega una vez cada dos semanas si es que tienen suerte.
La corporación de acueducto y alcantarillado de Santiago Coraasan, rompió las calles acabadas de pavimentar hace aproximadamente dos años, llenó el pueblo de hoyos, y hasta el momento bien gracias.

San José de las matas debiera declarar persona no grata a Silvio Durán el director general de Coraasan por todo el daño causado y por haberse comportado como un funcionario ineficiente e irresponsable.

Deja un comentario

error: