El monolito levantado en el lugar donde cayó abatido el tirano Rafael Leónidas Trujillo luce descuidado y de noche está poco iluminado, lo que atrae a vándalos y prostitutas debido a la escasa vigilancia.

El monumento a los Héroes del 30 de Mayo de 1961, exhibe actualmente un evidente deterioro y descuido en sus alrededores, realidad que personas que habitan en la zona y otras que hacen vida comercial por el lugar, aseguran ignora el Ministerio de Cultura y las autoridades competentes.

Las grietas que se pueden observar en la estructura de uno de los dos cuerpos que simbolizan el hecho que marcó la apertura de un nuevo periodo histórico, luego del ajusticiamiento del tirano Rafael Leónidas Trujillo, preocupan, en gran manera, a los ciudadanos y ciudadanas que con regularidad visitan el lugar para recrearse. Dicen que la poca vigilancia policial, la falta de iluminación, la prostitución que impera en el lugar, y el poco interés que notan de las autoridades para preservar la obra, hacen que se pierda el valor y el sentido de lo que representa, ya que esta fue levantada en honor al grupo de héroes que acabaron con la dictadura.

Ayer, cuando un equipo de elCaribe se trasladó al lugar para constatar la situación, se encontró con un equipo de la Dirección General de Desarrollo de la Comunidad (DGDC), que encabeza Luis Acosta Moreta –Luis El Gallo-, que hacía un cambio de la bandera nacional, puesto que la misma se encontraba en mal estado. Los trabajadores afirmaron que los ministerios de Turismo y de Cultura se hacen de la “vista gorda” ante estos daños.

Fuente: El Caribe

Deja un comentario

error: