La Ley No.127-01 de 2001 atribuye al Instituto Duartiano, en tanto organismo instituido para difundir la vida y obra de Juan Pablo Duarte, la facultad de aprobar el uso de retratos, estatuas, bustos y otras imágenes de Duarte en monumentos públicos, oficinas nacionales y municipales, escuelas, billetes de banco, sellos de correo, cuadernos y publicaciones oficiales o privadas. Aprobó el ID este busto?

¿Lo hizo el Congreso Nacional? La ley 638 de 1944 dice que no se podrá erigir en la República ninguna estatua, busto, placa, lapida o monumento público de cualquier naturaleza en glorificación u homenaje a personas nacionales o extranjera, sino en virtud de una disposición o de una autorización del Congreso, expedida en forma de resolución. Tambien indica que, de no contar con autorizacion congresual, se considerarán ilegales y podrán ser removidas sin ninguna formalidad por las autoridades ejecutivas correspondientes.

Este busto y los nuevos elementos adicionados a la Plaza de la Bandera distorsionan su composición arquitectónica, pensada para que la atención estuviese centrada en la bandera nacional que ondea en su centro y nada más.

El Instituto Duartiano y el Congreso Nacional deben llamar la atención sobre la inobservancia de estas leyes por parte del Ministerio de las Fuerzas Armadas en cuanto a la aprobación del uso de la imagen de Duarte y la erección del busto. Es inaudito que sea precisamente este ministerio el que coadyuve a la distorsión de la imagen del Padre de la Patria.

Tomado del Muro de Facebook

Deja un comentario

error: