Domingo Caba Ramos

(A los hermanos, licenciados Juan y  Rey Estévez: dos contadores con sólida sensibilidad lingüística)

El  falso juicio se ha masificado, propalado y repetido de manera tal que, indudablemente, ha alcanzado la categoría de auténtico mito: «La palabra desafortunadamente no existe en español, porque no  aparece en el diccionario. Por tanto, en su lugar, debe usarse infortunadamente». Así reza el archidifundido y desacertado argumento.

En relación con una y otra voz conviene aclarar lo siguiente:
Afortunado: es el participio regular  del verbo afortunar. En tanto participio, el precitado verboide  se comporta como un  adjetivo. Según el diccionario de la Real Academia España,  la voz afortunado  soporta los siguientes significados:

1. Que tiene fortuna o buena suerte.
2. Que es resultado de la buena suerte.
3.  Feliz, que produce felicidad o resulta de ella.
4.  Oportuno, acertado, inspirado…

De afortunado, procede otro  adjetivo :  desafortunado  (Carente de fortuna, desacertado, inoportuno.. ) y el adverbio modal afortunadamente (Por fortuna, felizmente, de  manera afortunada ), el cual, a su vez, origina el también adverbio de modo desafortunadamente, voz prefijada de correcta estructura morfológica, y la que por los elementos léxicos que la conforman entraña los significados de no afortunado,  por desgracia y  lamentablemente : « Desafortunadamente, nada se puede hacer para salvarle la vida»

Conforme a lo antes dicho, no existen, pues, razones  de naturaleza morfosintáctica y/o léxicosemántica que puedan  justificar la no validez  del término desafortunadamente, independientemente de que este aparezca o  no registrado como entrada en el diccionario de la RAE, vale decir, el hecho de no figurar en el precitado texto académico, de ningún modo significa que el susodicho adverbio sea inexistente o no forme parte del léxico activo del mundo hispanohablante

¿Por qué no figura la palabra en la versión general e impresa del diccionario?

La página Wikilengua aclara, apropósito, lo siguiente:
«El sufijo -mente sirve para formar adverbios, principalmente de modo, a partir adjetivos. Es un sufijo muy productivo y con él se forman palabras a menudo y con facilidad, aunque con ciertas restricciones… El DRAE solo recoge una selección de los derivados en mente, por lo que no incluye adverbios correctos como desafortunadamente o brevemente» (http://www.wikilengua.org/index.php/-mente)

La propia Real Academia Española, en su página de Twitter (RAE (@RAEinforma)  establece que «El DRAE no recoge todos los derivados correctamente por economía de espacio, en especial los adverbios terminados  en mente»  Y al relacionar semánticamente uno y otro adverbio, lo docta corporación lingüística establece de manera escueta que «Ambos son igualmente correctos y de sentido equivalente» Esto quiere decir, que tan válido es el uso de infortunadamente como desafortunadamente.

Por esa razón, y contrario a lo que podría pensarse de manera colectiva,  no resulta extraño que  en una de las  actualizaciones de la versión en línea del  diccionario, 2017, Edición Tricentenario (http://dle.rae.es/?id=CNPcYcG), la RAE haya incluido el término desafortunadamente con los siguientes significados:
a)    «Por desgracia o lamentablemente»
b)    «Con poco acierto u oportunidad»
Infortunadamente, según el DRAE, significa «De manera infortunada o desgraciada» «Sin fortuna, con desgracia”

Basta una simple comparación de los sentidos que soportan ambos términos para concluir que uno y otro significan relativamente lo mismo (desgraciadamente, lamentablemente, no afortunado…) Ambas formas, como bien lo prescribe la RAE, son sinónimas y gramáticamente correctas.

lainformacion.com.do

Deja un comentario

error: