Domingo Caba Ramos

“ La satisfacción personal, comercial o social depende sobre manera de la capacidad que tiene una persona de comunicar claramente a los demás lo que siente, lo que desea y lo que cree»
(Dale Carnegie, 1968)

Domingo Caba Ramos / La Información.

1.    ¿Béisbol o beisbol?, ¿Cártel o cartel?, ¿Cóctel o coctel?

Las palabras precedentes se inscriben entre las tantas que en nuestra lengua poseen dos acentuaciones válidas: una grave con acento gráfico y otra aguda inacentuada.

Cártel: Voz procedente del alemán Kartell, según la define el “Diccionario panhispánico de  dudas” (p. 122), editado el pasado año por la Real Academia Española, es  la “Organización ilícita que trafica con drogas o con armas”. Soportando este mismo significado, “En español – aclara el lexicón antes referido – son válidas tanto la acentuación etimológica aguda cartel, mayoritariamente en el ámbito hispánico, como la llana cártel, si bien se recomienda la primera…”

No sucede lo mismo cuando la palabra entraña el sentido de letrero, afiche o lámina de papel que se fija en la pared con fines publicitarios o informativos. En este caso primará la acentuación aguda, vale decir, siempre será cartel, nunca cártel.

Vale aclarar que la Real Academia Española, entre cártel y cartel, siempre  ha preferido esta última, y es por ello que en una de las ediciones de su diccionario, la duodécima,  no registra la primera de estas palabras, sino solamente cartel, concentrando la misma  los dos sentidos antes aludidos: “conglomerado comercial de negocios ilícitos y lámina o letrero que exhibe en la pared.”

2.    ¿Vídeo o video?

Con esta voz, en el habla dominicana, se tiene el mismo falso concepto que la anterior, esto es, se cree que es de acentuación exclusivamente esdrújula y no de doble acentuación: grave y esdrújula, como es la realidad. Apropósito, el Diccionario panhispánico de dudas (2005:668) se lee lo siguiente:

«Vídeo o video-. Procedente del inglés video, se ha adaptado al español con dos acentuaciones, ambas válidas: la forma esdrújula vídeo, que conserva la acentuación etimológica, es la única usada en España; en América, en cambio, se usa mayoritariamente la forma llana video. Cuando esta voz se emplea como elemento prefijo en la formación de compuestos, es átona y, por tanto, debe escribirse sin tilde: videoconferencia, videojuego, videoclip etc.»

En resumen, en español abundan las voces de doble acentuación: grave y aguda. Entre otras, además de las ya comentadas, merecen citarse: béisbol  y beisbol; cóctel y coctel; chófer  y chofer; fútbol y futbol.  Las dos formas son gramaticalmente válidas. Sin embargo,   no son pocos los locutores y comentaristas a quienes, de manera impresionista, se les escucha prestigiando la primera (vídeo) e invalidando o  proscribiendo el uso de la segunda (video)

Digiprove sealThis article has been Digiproved

Deja un comentario