“La experiencia no tiene valor ético alguno, es simplemente el nombre que damos a nuestros errores” Oscar Wilde
 Dr. Frank Espino 
A medida que uno va siguiendo los acontecimientos, la edad y la experiencia nos permiten cierta licencia para emitir algunos que otros consejos o sugerencias, ya sean estas basadas en hechos propios o adquiridos en otras personas, instituciones, países o elementos atmosféricos naturales, o de origen económicos.

Esto precisamente es lo que estamos brindando en esta oportunidad en este artículo.
Pues hemos notado como el mes de septiembre el cual está al cruzar unos días, se nos presenta con muchas problemáticas que van desde un cambio de estación, social, cultural, político etc.

En este mes es donde los cambios económicos hacen estragos en el mundo. Donde las grandes bolsas de valores sufren caídas estrepitosas. Los precios del petróleo y sus derivados sufren cambios.

Donde ocurren los golpes más mortales de ataques terroristas.
Donde se efectúan cambios de gobiernos y gabinetes.
Pero sobre todo, si esto no le complace, cuando usted lo extrapola a nuestro territorio se dará cuenta que, los niños entran a las escuelas. Gastos en libros, uniformes, inscripciones, materiales didácticos. Las universidades inician nuevos periodos. La economía está en su nivel más bajo por lo que crea un clima de desesperación colectiva, angustia y desasosiego.

Recuerde también que en nuestro país es donde los huracanes hacen su debut y el tiempo donde los representantes de las diferentes agrupaciones sindicales paralizan todas las actividades.

Por eso es que no queremos poner notas negras. Pero recuerden que septiembre es un mes de prevenir y no desesperar. Si con esta advertencia les ayudo en algo, me sentiré satisfecho.

Compruebe por usted mismo y se dará cuenta, que es la realidad. Pero, si no lo cree así, recuerde que: “Guerra avisada no mata soldado!

El autor es médico, escritor y profesor universitario.

Fuente: La Información.

Deja un comentario

error: