“Cuando un árbol se cae, los monos se dispersan” Proverbio Chino

 

Frank Espino

Dr. Frank Espino
Cuando usted tiene la oportunidad de salir del país y comparar otras culturas, o cuando un extranjero pisa nuestras hermosas tierras; es cuando comprendemos que el dominicano conserva un lenguaje muy especial, que es bien entendido por nosotros, pero a otras nacionalidades sobre todo anglosajonas, necesitan de un diccionario adicional.

Lo expuesto anteriormente, hace referencia, que nos hemos acostumbrado a conversar de una forma tan fluida, que es común escuchar encumbrados personajes de la ciencia, la iglesia, política, comercio, expresarse con un estilo tan peculiar que nos hace suis géneris.

Hemos observado a un animal cuadrúpedo, de exquisita carne, que es tenido como un símbolo en lo ético, socio-político y cultural de dominicano que es digno de que hagamos una reflexión y un análisis concienzudo.

Veamos: Cuando una mujer presenta su primera menstruación (menarquia) el dominicano común dice que “mató el chivo a cierta edad”…

Cuando hacemos referencia a la muerte de Trujillo…“mataron al chivo el 30 mayo”…déjenmelo ver…..

“Este hombre está chivo”-cuando alguien tiene una duda. “Me tiene chivo eso”…no tengo confianza. “Una mujer chivirica” -se le atribuye aquella fémina que las hormonas tienen algún descontrol que las hace llamativa para los hombres.

“Ese político brinca más que un chivo”- es decir no es de confianza. “Amarrando la chiva”-esquivando el trabajo. “Lo encontraron con un chivo en la escuela”-estaba haciendo fraude. “Grita más que un chivo”, escandaloso y cobarde. “Es más dañino que un chivo”- trepador.

Se deduce entonces que el pobre chivo ha sido seleccionado para que sirva, valga la redundancia de “chivo expiatorio” de las ineptitudes, complejos, indiferencias carencias o sentimientos culposos.

Recuerden ustedes que “expiar”, es limpiar, echar fuera, exculpar y que el término de “chivo expiatorio” significa trasladar la culpa o el pecado a una figura externa- objeto, animal o ser humano, que luego es expulsada, proscrita o destruida.

El término “chivo expiatorio” fue aplicado cuando los antiguos hebreos solían tomar un chivo vivo sobre cuya cabeza el sacerdote apoyaba ambas manos mientras confesaba los pecados de los hijos de Israel. Tras haber transferido así los pecados del pueblo al chivo el pobre animal era conducido al desierto y abandonado.
En otra cultura como los atenienses y los aztecas el chivo expiatorio, era un ser humano, a menudo una persona criada para ello.

Ha surgido un término en el argot popular criollo que es el “Chivoloquismo” ¡No es más que un síndrome caracterizado por una descarga de vagabundería e irresponsabilidad presente en todas las clases sociales, personas irrespetuosas a quienes nada es nada, el mundo es su mundo! Signos particulares:- Es el clásico oportunista que puede estar en empresas públicas y privadas.

Oficinas. En las religiones. En la academia inicial hasta universitaria. Medios informativos. La política. Y sobre todo en la clase profesional. Alérgico a la ética. Palabra que la borró del diccionario. Profilaxis: Evitar su contacto y descubrirlo a tiempo. Virulencia: Es altamente contaminante y tóxico. Tratamiento: Quitarle la máscara. Vacuna: ¡No existe! ¡Porque muta y se transforma rápidamente!

El autor es médico, escritor y profesor universitario.

 Fuente: La Información.

Deja un comentario

error: