Los operativos de limpieza no logran reducir los altos niveles de contaminación de las cañadas que, con las últimas lluvias, volvieron a inundar de desperdicios, las aguas del río Yaque del Norte.

Una gran cantidad de material plástico se concentra en la ribera del principal río con que cuenta la República Dominicana, específicamente en el tramo de recorrido por la avenida Mirador Yaque.

A pesar de los planes asumidos por el gobierno central, para sanear el Yaque y que durante la visita reciente, fue recalcado por el presidente Danilo Medina, esto no se ha concretado en acciones reales.

A eso se suma, la permisibilidad de la improvisación de barrios, a escasa distancia de la ribera del Yaque, cercano al puente peatonal que permite desplazarse hasta el sector Bella Vista, en la parte sur del municipio.

Otra parte de los desperdicios se desprende desde la cañada de Nibaje, que también desemboca en el Yaque del Norte.

Con la limpieza de otra cañada, que por la cantidad de desperdicios, en su mayoría material plástico, causó el desborde de las aguas contaminadas desde el barrio Ensanche Bermúdez hasta la avenida Mirador Yaque o Circunvalación Sur, los efectos contaminantes fueron aparar al río.

Recientemente el gobierno central, destinó una partida millonaria para la intervención del río en el denominado Plan Yaque, pero esto no se visualiza en acciones para sanear las principales fuentes de contaminación que son las cañadas.

Un ejemplo palpable, es la contaminación de las cañadas y los asentamientos de barriadas improvisadas en la ribera del río Yaque del Norte en el municipio de Jarabacoa en la provincia La Vega, donde nace el río Yaque del Norte.

En barrios improvisadas como El Bolsillo y Barrio Lindo, la mayoría delas casas se encuentra a menos de los 30 metros que establecen las normas de medio ambiente. Ambientalistas esperan por acciones urgentes.

  Fuente: ElCaribe.com.do.

Deja un comentario

error: